Cartas al director

COESPE, con la Francia que lucha por las pensiones

COESPE

Foto: Twitter COESPE

Martes 24 de enero de 2023

5 minutos

COESPE, con la Francia que lucha por las pensiones
COESPE

Foto: Twitter COESPE

Martes 24 de enero de 2023

5 minutos

Cartas al director (cintillo)

 

¡París fue una fiesta!

Este sábado 21 de enero, una enorme manifestación a la que asistieron más de 150.000 personas, cerraba un ciclo de movilizaciones por las pensiones que, esta semana, ha producido una huelga general y manifestaciones en toda Francia, el pasado jueves, en oposición a los planes de Emmanuel Macron de alargar la edad de jubilación a los 64 años y recortar las pensiones.

Millones de personas, inicialmente convocados por un conjunto de organizaciones juveniles, a la que se sumaron fuerzas políticas y sindicales, han puesto en jaque los planes del poder financiero para apropiarse de los fondos de pensiones y recortar los derechos sociales.

COESPE estuvo presente con una amplia delegación de todo el Estado, que fue recibida calurosamente por la ciudadanía en las calles de París, con la clara consciencia de que compartimos lucha y adversario. Nuestra movilización constante desde hace años, es ampliamente valorada y ha sido un ejemplo para este proceso. Esta semana en España, en muchas ciudades habíamos realizado concentraciones de solidaridad ante la embajada francesa y consulados. Junto con otras organizaciones de pensionistas, mandamos un comunicado de apoyo, que ha sido difundido por las redes y en asambleas.

 

 

El proceso en Francia muestra cómo, desde un movimiento social con objetivos claros y concretos, se puede influir en los espacios políticos y sindicales, e iniciar una bola de nieve que llegue al conjunto de la sociedad, si se sabe ser unitario, paciente y pedagógico. El movimiento social ha logrado que todos sindicatos se sumaran a la convocatoria de huelga, incluso convocando de nuevo para el día 31 de enero una nueva movilización, lo que ayuda a extender la respuesta social. Nos ha sorprendido agradablemente comprobar una amplia participación juvenil, que entiende que alargar la edad de jubilación es empeorar el mercado de trabajo, bajar las pensiones y reducir también su salario futuro.

Mientras en España hemos logrado una victoria más, al conseguir que el Gobierno aplace la nueva reforma de las pensiones hasta la primavera, gracias a nuestra presión en un contexto de elecciones municipales. Y ello, a pesar de enormes presiones del poder financiero a través de la Comisión Europea. Hay que aprovechar este tiempo para llegar a la juventud y a los centros de trabajo de todas las formas posibles.

Y de hecho lo estamos logrando a través de las movilizaciones en defensa de la sanidad pública que se extienden por todo el país, con un importante papel de nuestras plataformas que ayudan a confluir a usuarios/as y trabajadores/as. Puede parecer sorprendente que haya sido, por ejemplo, en Terrassa el movimiento pensionista y no los sindicatos, quien ha catalizado en una acción unitaria a pensionistas, usuarios/as y trabajadores/as de la sanidad en contra de los planes de privatización, que los fondos de inversión tratan de imponer por medio de políticos que olvidan sus programas electorales y su responsabilidad ante la ciudadanía, en unos casos, o como en Madrid tratar de imponer un discurso neoliberal mediante campañas de comunicación que ocultan el desastre en la salud pública con la privatización de la sanidad.

Se trató de la mayor manifestación en esta localidad desde la transición, a la cual no convocaron las direcciones sindicales, pero en la que participaron sindicalistas y secciones sindicales de todos los colores, y decenas de miles de vecinas y vecinos. Ahora observamos en todo el país, una creciente movilización en defensa de la sanidad pública, de la que el mayor ejemplo ha sido la enorme manifestación de Madrid, este proceso es el que COESPE trata de extender a todo el Estado.

Sumar a los jóvenes a la lucha por las pensiones 

Ese es el camino: persistir en nuestros objetivos de oposición a los planes de privatización de lo público, construir unidad entre el movimiento pensionista, y entre este y los movimientos sociales, y dirigirnos a los/as jóvenes y los centros de trabajo, para que sigan nuestro ejemplo de lucha que ha permitido subidas de las pensiones de un 8,5%, frente a las misérrimas subidas de salarios de este año. Es la lucha la que paga, la lucha real que se apoya en una acción pedagógica que busca sumar y no perderse en confrontaciones, de patio de colegio, entre los/as trabajadores/as. Es la lucha por objetivos claros e inteligibles por amplias mayorías, como es en la sanidad, su carácter público, la estabilidad laboral, los salarios dignos o la contratación del personal suficiente.

Por supuesto, ello no evita los problemas. En esta Francia que lucha, existe una fuerte tensión dentro del movimiento obrero entre las direcciones sindicales que se han sumado a la movilización, en forma de jornadas puntuales como las de esta semana, y una creciente presión en las asambleas de los centros de trabajo y los barrios, que exigen una huelga general hasta que Macron retire su reforma de pensiones. Pero para que estos debates, se puedan dar y maduren hasta ese punto las condiciones, hay que levantar a la gente del sofá, hay que romper las inercias de aún muchas personas que delegan en otros/as su responsabilidad para defender sus pensiones y derechos, para pasar a organizarse, movilizarse y convertirse en protagonistas de su lucha por una vida mejor.

Este es el camino que tratamos de recorrer, con grandes dificultades, pero también con grandes esperanzas, cuando vemos que la ciudadanía, a un lado y a otro de los Pirineos, empieza a despertar de su letargo, de la larga noche de piedra del neoliberalismo.

Unidos y adelante, ¡venceremos!

¡Gobierne quien gobierne, las pensiones se defienden!


Si eres lector o lectora de 65YMÁS y quieres denunciar cualquier situación de la que hayas sido testigo, dar tu opinión sobre cualquier tema de actualidad o sobre cualquier circunstancia que te afecte, puedes enviarnos una carta a nuestro diario. Es muy sencillo. Sólo tienes que entrar en CARTAS AL DIRECTOR o rellenar este formulario:

Carta director

Sobre el autor:

COESPE