Alimentación

Descubre todo sobre la cafeína, ¿es buena o mala?

Rosa María Torres

Sábado 27 de abril de 2019

2 minutos

Hablamos de la sustancia estimulante más consumida en el mundo

Café (bigstock)

¿Quién no se ha tomado una tacita de café para despejarse por las mañanas? Nos mantiene despiertos gracias a la cafeína que contiene, la cual puede tener efectos positivos y negativos; dependiendo de la cantidad de su consumo. Es una sustancia psicoactiva que consumida en exceso podría perjudicar nuestra salud. Por eso, los especialistas aconsejan tomar como mucho un gramo al día, lo que equivale a beber entre 8 o 10 tazas de café.

Si una persona ingiere más de un gramo al día tendrá cefaleas, taquicardias, irritabilidad, etc. Y si se sobrepasan los 3 o 4 gramos al día, el cuerpo humano tendrá convulsiones peligrosas. Si una persona consume más de 50 y 100 tazas de café, que equivale a 10 o 20 gramos, podría morir de forma instantánea.

Dónde está

La cafeína se puede encontrar en las semillas, hojas y frutos de más de 60 planas como son cacao, té, mate, cola o guaraná. Entre sus beneficios está la mejora de la atención y la rapidez en los reflejos. La cafeína distingue entre sexos, porque está científicamente demostrado que el hombre necesita más cantidad de café o cafeína para su estimulación.

Y aunque, por norma general, la cafeína se asocia directamente con el café también está presente en algunos tipos de té, refrescos o incluso medicamentos; porque también se utiliza cómo tratamiento para las migrañas. La cafeína comienza a hacer efecto después de 15-20 minutos y pueden durar de 8 a 14 horas dependiendo de la persona.

En definitiva, la cafeína debe consumirse, como todo en la vida, con moderación. Una sobredosis podría matarnos, pero tomarla con cabeza nos alarga la vida. Esto último ha sido corroborado por Annals of Internal Medicine, que comprobó con más de 500.000 participantes que el consumo regular de café disminuye el riesgo de mortalidad.

Cafeína (bigstock)

Tres efectos negativos del café

Un estudio llevado a cabo por la Universidad de Cambridge, reveló que el consumo de café retrasa la curación de heridas. Porque, según estudiaron, cuando sangramos, las plaquetas son las que se encargan de tapar la herida y cuando se ingiere cafeína se merma la capacidad para pegarse unas a otras.

Si estás medicado, echa un vistazo al prospecto o pregunta al médico si los efectos se podrían ver alterado por el consumo de café. En algunos casos, se reduce la efectividad y, en otros casos, los incrementa; como ocurre con los antidepresivos.

Por último, si decides apostar por la "comida basura" procura no incluir el café en el menú porque según un un estudio de la Universidad de Guelph (Canadá), eleva al máximo nivel el pico en los niveles de azúcar que entran en juego cuando se mezcla una hamburguesa y un café. 

0

No hay comentarios ¿Te animas?