Alimentación

Qué es la contaminación cruzada de alimentos y cómo evitarla

Toni Esteve

Foto: BIGSTOCK

Lunes 8 de junio de 2020

2 minutos

Los alimentos crudos pueden contener microorganismos patógenos

Qué es la contaminación cruzada de alimentos y cómo evitarla

La mayoría de las enfermedades de transmisión alimentaria son causadas por microorganismos patógenos y pueden prevenirse con una manipulación adecuada de los alimentos. Es muy importante seguir unas normas básicas de higiene cuando manejamos alimentos desde que los compramos hasta que los consumimos.

Especialmente hay que prestar atención durante la compra, la conservación, el cocinado y realizar una limpieza adecuada cuando sea necesario y evitar que nuestros alimentos se puedan contaminar por contacto con superficies, utensilios, otros alimentos o incluso por nuestras manos. En este sentido, es imprescindible evitar la contaminación cruzada cuando manipulemos alimentos.

Los alimentos crudos en ocasiones pueden contener microorganismos patógenos que pueden transferirse a otros alimentos durante la preparación y conservación de los mismos, esto es lo que se llama “contaminación cruzada”.

bigstock Italian cuisine food ingredien 353730080

 

Un adecuado cocinado del alimento puede hacer que estos microorganismos se conviertan en inofensivos, sin embargo cuando estos microorganismos pasan de un alimento crudo a otro alimento que ya está preparado y listo para consumir o a un alimento que no se cocina como los quesos, ensaladas, etcétera, esto puede constituir un problema y en ocasiones causar una intoxicación alimentaria.

La contaminación cruzada se produce por contacto directo con el alimento crudo o por el contacto con personas, superficies, u otros materiales que hayan tocado o estado en contacto previamente con el alimento crudo sin que se hayan respetado unas normas de higiene. Para evitarla es muy importante tener en cuenta una serie de reglas básicas:

  • Lávate las manos con agua caliente y jabón antes y después de manipular alimentos. También has de hacerlo después de manipular un alimento crudo y cuando vayas a cambiar de un alimento crudo a otro crudo o cocinado, después de usar el lavabo, de tocar basura, jugar con animales…
     
  • Mantén separados los alimentos crudos de los cocinados, sobre todo las carnes, pescados, mariscos y huevos.
     
  • Lava las superficies de trabajo después de cada uso, así como los utensilios de cocina utilizados: cuchillos, tablas de corte… y el paño de cocina si ha tenido contacto con algún alimento crudo.
     
  • Mantén tus mascotas alejadas de las zonas de preparación de alimentos y evita la entrada de animales e insectos en estas zonas.
0

No hay comentarios ¿Te animas?