Alimentación

¿Es necesario tomar vitamina C también en verano?

Teresa Rey

Foto: Bigstock

Domingo 4 de agosto de 2019

2 minutos

Se trata de un micronutriente que hay que suministrar al organismo en cualquier época del año

¿Es necesario tomar vitamina C también en verano?

La vitamina C o ácido ascórbico aporta importantes beneficios para el organismo, pues contribuye a su crecimiento y desarrollo. Aunque durante un tiempo se consideraba que esta vitamina ayudaba a curar los resfriados y por ello se la vinculaba al invierno, lo cierto es que hoy en día se ha demostrado que su consumo, tanto de forma natural como por medio de suplementos, no reduce el riesgo de constipado. Pero al margen de esta creencia, la realidad es que este micronutriente posee cualidades que lo hacen apto para consumirlo en verano o cualquier otra época del año, no solo en los periodos de más frío.

Reparación de tejidos y radicales libres

De hecho, es una vitamina que ayuda en numerosos aspectos relacionados, por ejemplo, con la reparación de los tejidos y su crecimiento. Así, facilita el que las heridas se curen y repara el tejido cicatricial. Mantiene el cartílago, los huesos y las estructuras dentales y, además, contribuye a la formación de colágeno y ayuda a la absorción de hierro.

Otra característica importante de esta vitamina es su papel antioxidante, es decir, protege a las células de los radicales libres. A estos se les relaciona con el envejecimiento y la aparición de algunas enfermedades. Además, varias investigaciones aseguran que su ingesta puede contribuir a que la degeneración macular asociada a la edad no empeore; mientras que en otros estudios se ha constatado que las personas con niveles más altos de vitamina C tienen menos riesgo de padecer cataratas.

Si bien se ha demostrado que no previene los resfriados, la evidencia sí ha dejado ver que las personas que toman vitamina C en forma de suplementos con regularidad parecen tener resfriados más cortos o con síntomas algo más leves.

Kiwi

¿Y si tenemos carencia de vitamina C?

Por el contrario, quienes tienen una deficiencia de esta vitamina pueden experimentar algunos problemas de salud, como escorbuto, anemia o encías sangrantes. Informes específicos han concluido que quienes presentan carencia de este micronutriente son más propensos a padecer una enfermedad cardiovascular.

Esta vitamina solo se puede adquirir por medio de la alimentación y, además, no se acumula. Las recomendaciones de su ingesta diaria, al margen de la época del año en la que nos encontremos, son aproximadamente de 60 mg/día para los adultos. La mejor vía es consumirla a través de los alimentos que son ricos en ella, como los cítricos, los tomates, los pimientos, el brócoli o las espinacas.

0

No hay comentarios ¿Te animas?