Alimentación

El fósforo es esencial para la memoria de las personas mayores: ¿qué hay de cierto?

Mariola Báez

Foto: Bigstockphoto

Martes 17 de septiembre de 2019

1 minuto

Este macromineral es un elemento básico en el organismo, su exceso o deficiencia afecta a la salud

El fósforo es bueno para la memoria: ¿qué hay de cierto?

Mil veces hemos oído que hay que tomar alimentos ricos en fósforo porque es muy bueno para la memoria. En realidad, este mineral es importante, pero no más que otros como el magnesio, el calcio o el zinc, o la vitamina C, un poderoso antioxidante, y las del grupo B, sobre todo la B6 y la B12.

Aun así, el fósforo influye de manera decisiva en el correcto funcionamiento del sistema nervioso y contribuye al buen estado de la membrana que forma parte de nuestras neuronas, la mielina. Ese recubrimiento externo está compuesto por distintos elementos, entre ellos lípidos ricos en fósforo, por lo que, efectivamente, la presencia de este mineral en el organismo ayuda a su buen estado. Esto no quiere decir, en ningún caso, que tomar suplementos de este nutriente garantice una memoria prodigiosa ni una mayor salud para nuestro cerebro.

Fósforo

El fósforo en su justa medida

El fósforo es el segundo mineral con mayor presencia en nuestro organismo, ya que, como hemos dicho, es parte de la estructura externa de cada célula. Interviene en múltiples procesos metabólicos, contribuyendo junto al calcio a la correcta mineralización ósea o al mantenimiento de unos dientes sanos. A nivel cerebral, también está considerado un mineral esencial para que las conexiones neuronales puedan darse con normalidad.

Por todo ello, su ingesta a través de alimentos como los cereales integrales, el pescados y el marisco (especialmente las sardinas), los huevos, el chocolate, los quesos y la carne (la de cerdo es la más rica en fósforo) es importante y debe tenerse en cuenta a la hora de confeccionar los distintos menús de una dieta saludable.

Según los expertos, la cantidad recomendable de fósforo para un adulto oscila entre los 1.000 y los 1.200 mg/día, aunque en el caso de las personas mayores, siempre dependerá de su estado físico general y de la posible presencia de distintas patologías. Un exceso de fósforo podría repercutir negativamente en enfermedades renales o cardiovasculares.

Hay que tener en cuenta que actualmente es más fácil “pecar” de exceso que de defecto, porque muchos productos de bollería industrial o comidas preparadas incorporan fosfatos en su proceso de elaboración, por lo que limitar su consumo es una medida siempre aconsejable.

0

No hay comentarios ¿Te animas?