Alimentación

Crean un sensor para saber si la leche es apta para el consumo humano

Rosa María Torres

Foto: Bigstockphoto

Miércoles 22 de mayo de 2019

2 minutos

Dado que tomamos leche a diario, es muy importante su estado de conservación antes de consumirla

Crean un sensor para saber si la leche está en buen estado

El Departamento de Ingeniería de Sistemas Biológicos (BSE) de Estados Unidos ha desarrollado un sensor que puede identificar si la leche está buena o mala sin necesidad de abrir el tetra brik, evitando así la compra de productos en mal estado.

Este invento consta de nanopartículas recubiertas químicamente que se activan con el gas y el crecimiento bacteriano que sufre la leche cuando se deteriora. Y es que, por norma general, cuando los alimentos no están en buen estado suelen oler mal porque crecen bacterias en su interior. Entonces, cuando el sensor se activa es porque detecta estos gases volátiles, después cambia de color y muestra si la leche está buena o estropeada. Este adelanto tecnológico podría terminar con la fecha de caducidad de los productos alimenticios.

A día de hoy, este sistema está en fase de prueba en varios laboratorios y los primeros resultados están siendo de lo más favorables. Sin embargo, habrá que esperar para su comercialización pues su salida al mercado cambiaría la industria, lo que obliga a sus responsables a perfeccionar al máximo el producto. Los investigadores quieren introducir el sensor en el tapón de plástico del envase de leche, para que los consumidores podamos ver cuánto tiempo se puede conservar la leche antes de estropearse.

Leche en el supermercado

Trucos caseros para saber si la leche está caducada

Mientras esperamos la llegada de este sensor, te explicamos como saber si la leche está en mal estado antes de su consumo:

  • Huélela antes de tomarla. No hay nada como el olfato para comprobar si un alimento es óptimo. Cuando la leche está caducada o mala, su olor resulta muy ácido.

  • Observa la textura. Si con el olfato no has podido detectar el estado de la leche, prueba a verter un poco en un vaso transparente. Si está libre de grumos, podrás consumirla. Cuando su apariencia es parecida a la del yogur, lo más probable es que esté cortada y debas desechar el cartón o la botella en cuestión.

  • Fijate en el color. La leche debe ser totalmente blanca. Si presenta un color amarillento o con alguna sombra oscura en la capa superior, significa que está en mal estado.

  • Nunca consumas leche que no esté refrigerada. Una vez que has abierto el cartón de leche, nunca lo dejes fuera del frigorífico. La temperatura ideal para este tipo de producto es de 4ºC, como mínimo.

0

No hay comentarios ¿Te animas?