Avances

El láser en cirugía: las operaciones quirúrgicas más novedosas en las que ya se utiliza

Mariola Báez

Jueves 5 de marzo de 2020

2 minutos

La tecnología láser ha cambiado intervenciones habituales en campos diversos de la medicina

El láser en cirugía (Bigstock)

Cada vez son más las operaciones que pueden realizarse con equipos láser, una avanzada tecnología que facilita la intervención al cirujano y también la recuperación del paciente.

La Sociedad Española de Láser Médico Quirúrgico (SELMQ) define el láser como aquellos dispositivos capaces de generar un tipo concreto de radiación electromagnética que se transforma en la propia luz concentrada del láser.

Se trata de un tipo de cirugía muy precisa con múltiples aplicaciones en la medicina actual. El láser permite realizar la incisión prevista por el cirujano en los vasos y tejidos dañados, consiguiendo que la herida provocada se cauterice y selle a los pocos segundos, evitando así el excesivo sangrado y otras posibles complicaciones.

 El láser en cirugía (bigstock)

Cuáles son las aplicaciones actuales del láser

Son varios los campos médicos en los que el láser ha logrado intervenciones quirúrgicas que suponen menos tiempos que la cirugía tradicional o “abierta”.

En Medicina Estética, el láser ofrece posibilidades muy diversas a la hora de realizar tratamientos de rejuvenecimiento facial o cuidado de la piel. Un láser específico es capaz de exfoliar las capas más externas de la piel con distintos objetivos, desde la eliminación de manchas, verrugas o pequeñas cicatrices, hasta suavizar la presencia de pequeñas arrugas o mejorar de forma notable determinadas afecciones cutáneas.

Además, si hay una rama médica en la que la tecnología láser ha supuesto una revolución, esa es la Oftalmología. Son muchas las operaciones que actualmente se realizan con láser, tal como señala el Institu Catala de Retina (Centro Oftalmológico Barcelona). La cirugía refractiva utiliza una serie de procedimientos capaces de corregir una gran variedad de patologías oculares como: miopía, astigmatismo, presbicia o hipermetropía. La tecnología láser aplicada a la corrección visual actúa sobre la córnea, permitiendo mejorar la visión sin necesidad de recurrir al bisturí.

Constante evolución

Las continuas investigaciones han hecho que las posibilidades del láser en cirugía no dejen de aumentar. Actualmente, las intervenciones de este tipo para tratar la hiperplasia benigna de próstata, una de las enfermedades más comunes entre hombres que superan los 50 años, están dando excelentes resultados. Según clínicas especializadas, esta técnica es tan efectiva como la cirugía tradicional, pero supone un tratamiento menos invasivo, en el que no hay pérdida de sangre y con el que la estancia hospitalaria se reduce a unas 24 horas.

Por último, hay que incluir entre los avances médicos que han supuesto un cambio importante para los pacientes la fotocoagulación con láser destinada a tratar la enfermedad hemorroidal, cuando existe la posibilidad de evitar la intervención quirúrgica.

0

No hay comentarios ¿Te animas?