Avances

Hernia discal, tratamientos novedosos para corregirla sin cirugía

Mariola Báez

Martes 2 de julio de 2019

2 minutos

Soluciones basadas en la ozonoterapia pueden evitar pasar por quirófano en determinados casos

Hernia discal

La hernia discal es una patología dolorosa que afecta a la columna vertebral, elemento básico en nuestra estructura ósea que, además, guarda en su interior la médula espinal. La Sociedad Española de Medicina Interna (SEMI) explica que es una dolencia difícilmente evitable, ya que, puede ser resultado de un traumatismo, producirse a consecuencia de pérdida de masa ósea (osteoporosis) o incluso derivarse de otras múltiples dolencias.

La hernia discal se produce cuando se ven afectados los discos intervertebrales, aquellos que se ubican entre un vértebra y otra consiguiendo que, cualquier movimiento del tronco, no provoque rozamiento entre ellas. La patología y el dolor llegan cuando un daño en esos discos deriva en un desplazamiento o incluso una salida de la sustancia contenida en su interior, el núcleo pulposo, que acaba provocando una dolorosa presión en los nervios colindantes.

¿Cómo se puede tratar una hernia discal?

Generalmente, la hernia discal se identifica con un dolor agudo y repentino en la zona lumbar, aunque conviene recordar que la dolencia también puede afectar a las vértebras de la zona superior de la columna, las cervicales.

Es fácil confundir sus síntomas con los de una lumbalgia o con otras enfermedades de tipo reumático, por lo que, el diagnóstico del especialista siempre resulta fundamental a la hora de dar con el tratamiento más efectivo.

La diferencia con otras patologías radica en que una hernia discal no provoca “molestias” y dificultad en el movimiento, sino que, realmente, resulta dolorosa y reduce la movilidad hasta niveles graves.

Fármacos para combatir el dolor, fisioterapia para ayudar a mantener la movilidad y, también, intervenciones quirúrgicas para reparar los discos dañados han sido, y son, medidas habituales para combatir esta dolencia pero, en los últimos años, tal como señala el Instituto de Cirugía Avanzada de la Columna (ICAC) son muchas las nuevas técnicas quirúrgicas que han demostrado su eficacia a la hora de conseguir buenos resultados cuando hay tratar una hernia discal. de forma paralela, nuevas terapias surgen como soluciones posibles a la hora de reparar los discos intervertebrales dañados.

Ozonoterapia

La ozonoterapia, cuyo uso estaba limitado, en gran medida, a tratamientos estéticos, está demostrando que también puede resultar eficaz a la hora de combatir esta dolencia.  Los expertos señalan que la infiltración de ozono medico en los discos intervertebrales puede ofrecer buenos resultados a la hora de tratar especialmente la hernia discal lumbar. Este novedoso tratamiento sería, además, una técnica no invasiva a tener en cuenta ante posibles futuros tratamientos para una de las dolencias más frecuentes a medida que los años avanzan.

2
virginia Hace 7 meses
Tengo hernia discal y me duele mucho
Fran Hace 7 meses
Interesado en tratamiento de ozono