Cuídate

¿Es posible la rinoplastia o cirugía de nariz en personas mayores?

Teresa Rey

Foto: Bigstock

Martes 11 de junio de 2019

3 minutos

Con esta intervención se corrigen problemas funcionales y estéticos, como la caída de la punta nasal

Es posible la rinoplastia en personas mayores
Teresa Rey

Foto: Bigstock

Martes 11 de junio de 2019

3 minutos

Hay personas que no se encuentran a gusto con su nariz, por la forma que presenta o porque padecen algún trastorno funcional, y se someten a una rinoplastia o cirugía de nariz. En ocasiones, quienes acceden a esta intervención por cuestiones funcionales, como problemas de respiración, aprovechan para hacer una mejora en su apariencia. Este procedimiento es uno de los más habituales dentro de la cirugía plástica, como el lifting facial, según la Sociedad Española de Cirugía Plástica, Estética y Reparadora (@SECPREorg). Ahora bien, ¿se puede hacer a cualquier edad?

Buen estado de salud general

Los expertos aseguran que la rinoplastia estética es posible en aquellas personas que gozan de buen estado de salud en general, así como una estabilidad psicológica suficiente, de modo que sean capaces de ver esta intervención como una mejoría, no como un método para conseguir una perfección absoluta. Las personas mayores que cumplan estos requisitos pueden someterse a esta operación, pero también hay que tener presente que con los años los procesos de cicatrización tienden a ser más lentos, por ejemplo, pues la piel pierde propiedades con los años.

Con el paso del tiempo, la nariz también va cambiando su apariencia. La piel es menos elástica y hay una tendencia a la caída de la punta nasal. Es por ello que algunas personas mayores quieren recuperar su aspecto original y mejorar su forma.

El proceso

La rinoplastia se suele hacer bajo anestesia general, aunque en ocasiones puede usarse anestesia local con sedación. La piel se separa del hueso y el cartílago, sobre los que se sustenta para hacer las manipulaciones pertinentes y redistribuirla según las preferencias del paciente.

Hay varios métodos, por un lado está la rinoplastia cerrada, que es la que se realiza desde el interior de la nariz practicando incisiones en los orificios nasales. El otro es la llamada rinoplastia abierta, que suele practicarse en los casos más complejos y que consiste en suturar la columela, la parte central de la nariz en su zona inferior y que la divide en dos orificios.

La intervención dura entre una y dos horas y durante el postoperatorio es necesario llevar una escayola para que la nariz se vaya adaptando a su nueva forma. Es posible que la zona esté inflamada o hinchada los primeros días, pero son síntomas que desaparecen paulatinamente. La recuperación suele ser rápida si no surgen complicaciones. Hay que tener en cuenta que se trata de una operación y por ello tiene sus riesgos. De todos ellos nos debe informar previamente el cirujano plástico.

Sobre el autor:

Teresa Rey

… saber más sobre el autor