Cuídate

¿Qué causa la flacidez del rostro y cómo se previene?

Teresa Rey

Martes 23 de abril de 2019

2 minutos

Con el paso del tiempo, el óvalo facial se transforma y la piel se descuelga. ¿Cómo evitarlo?

Qué causa la flacidez del rostro y cómo se previene (Bigstock)

La flacidez del rostro es un fenómeno que se produce a consecuencia del paso del tiempo y del deterioro funcional del organismo. La masa ósea del rostro va perdiendo su espesor y los músculos son cada vez menos fuertes, al igual que en el resto del cuerpo. Como consecuencia el óvalo facial se va modificando y lo que antes estaba en su sitio, comienza a no estarlo. La genética influye en el aspecto de la piel y en su apariencia externa, pero es posible tomar unas medidas para que este proceso pase algo menos inadvertido.

El paso del tiempo en el rostro

En la flacidez del rostro intervienen varios factores. Con el tiempo, se va produciendo una pérdida progresiva del espesor de la masa ósea y las mejillas se van hundiendo debido al desgaste de los huesos malares, que son las que la soportan, explican expertos de la Sociedad de Medicina Estética (SEME) en el libro Conoce la medicina estética.

En cuanto a los músculos que dan lugar a los gestos de la expresión facial, también van experimentando una hipertrofia que se traduce en la aparición de arrugasLa pérdida de grasa en la zona también influye en esa apariencia de piel caída. Generalmente la parte más afectada es la parte malar, es decir, pómulos y mejillas.

Con los años, la piel es víctima de otras alteraciones. Según los médicos de la Seme, esta sufre una merma en sus distintas funciones, como por ejemplo, la función de barrera, de modo que se hace más susceptible a las agresiones externas. Las capas de la piel viven distintos procesos: disminuyen los melanocitos en la epidermis, las fibras de colágeno o elastina padecen transformaciones en la dermis, y por último, el tejido celular subcutáneo es cada vez menor.

Todo esto se traduce en los signos que ya conocemos: flacidez, arrugas, manchas, menos elasticidad, descolgamientos, aparición de papada en el cuello, etc.

Prevenir la flacidez en el rostro

Aparte de los procesos naturales que influyen en la aparición de arrugas o flacidez en la cara, existen otros factores sobre los que podemos intervenir en algunos casos. Por un lado, está la cuestión genética, frente a esta poco podemos hacer, pero el tabaquismo o la exposición solar influyen en el envejecimiento de la piel, por lo que en estos casos sí podemos actuar.

El tabaco posee agentes nocivos que afectan a la salud de la piel, y los rayos ultravioletas son responsables del fotoenvejecimiento de esta. Por lo tanto, entre las medidas preventivas que podemos adoptar para prevenir la flacidez facial está dejar de fumar y, si queremos tomar el sol, hacerlo conforme a las recomendaciones de los dermatólogos.

Después, recordar que los hábitos de higiene facial ayudan a mantener la piel hidratada. Aplicar una crema con fotoprotección para el día y una crema hidratante por la noche adecuada a nuestro tipo de piel también es recomendable.

Como alternativa existen distintos tratamientos estéticos que pueden ayudar a mejorar la apariencia de la piel de nuestro rostro o también podemos acudir a técnicas de cirugía plástica como el lifting facial.

0

No hay comentarios ¿Te animas?