Cuídate

¿Qué son las arrugas nasogenianas y cómo puedes aliviarlas?

Verónica Mollejo

Foto: Bigstockphoto

Viernes 21 de junio de 2019

2 minutos

Las arrugas nasogenianas son conocidas también como las arrugas de la tristeza por su ubicación

¿Qué son las arrugas nasogenianas?

Aunque normalmente nos refiramos a ellas como un conjunto, lo cierto es que las arrugas se pueden dividir en varios tipos: arrugas estáticas, gravitatorias, dinámicas o mixtas, por ejemplo. Y no solo eso, dependiendo de la zona del cuerpo donde surjan, también reciben un nombre concreto. Este es el caso de las arrugas nasogenianas, conocidas también como surcos nasogenianos o las arrugas de la tristeza. Estas suelen aparecer en el rostro, más concretamente en el área que va desde las aletas de la nariz hasta las comisuras de los labios.

La pérdida de colágeno y elastina en la piel, el desplazamiento de la grasa subcutánea o la pérdida de firmeza de los músculos faciales son las causas más comunes detrás de este tipo de arrugas. No obstante, estas también suelen estar vinculadas a aquellas personas muy risueñas y que gesticulan mucho con la boca, haciéndose más visible a medida que envejecen.

Como ocurre con el resto de arrugas que aparecen en el rostro, son muchos los tratamientos que prometen su eliminación, prevención o, al menos, la reducción de su visibilidad. ¿A cuáles puedes recurrir en este caso?

Arrugas nasogenianas

Gimnasia facial

Para ganar elasticidad y tersura en la piel, ralentizando así el envejecimiento del rostro, puedes recurrir a la gimnasia facial, que consta de sencillos ejercicios. Por ejemplo, con ayuda de los dedos, puedes realizar estiramientos desde la nariz hacia la sien; dar pellizcos suaves sobre las arrugas nasogenianas, torcer los labios hacia un lado y mantener la posición durante unos 20 segundos, o presionar con los pulgares los dos lados de la nariz hacia atrás, tensando la piel. Realiza estos ejercicios todas las noches antes de ir a dormir.

Retinol y ácido hialurónico

Ambos compuestos, presentes en cremas y otros procedimientos más vanguardistas, tienen el poder de rellenar las líneas de expresión y corregir las arrugas nasogenianas más profundas. Además de aplicarte las cremas correspondientes dos veces al día, por la mañana y por la noche, también puedes recurrir un par de veces al año a un tratamiento cosmético a base de ácido hialurónico, para mantener la elasticidad de la piel, hidratarla y estimular el tejido.

Hidroxiapatita cálcica

Este tratamiento revolucionario consiste en la aplicación de un gel acuoso mediante microinyecciones no invasivas que aumenta el volumen facial de los surcos nasogenianos y corrige la flacidez de algunas zonas del rostro. Además, rejuvenece el aspecto visual de la piel e intensifica su hidratación. Por eso, también se emplea para corregir cicatrices y defectos de volumen.

0

No hay comentarios ¿Te animas?