Cuídate

¿Cómo afecta el envejecimiento al cabello? Estos son los cambios que experimenta

Victoria Herrero

Foto: Bigstock

Miércoles 22 de enero de 2020

3 minutos

No solo salen canas y se va perdiendo cabello, sino que este se vuelve más frágil y sin brillo

¿Cómo afecta el envejecimiento al cabello? Estos son los cambios que experimenta el pelo

Con el paso de los años, el envejecimiento se hace notar en las arrugas que aparecen en tu rostro o en las canas que empiezan a poblar tu cabello, pero no es la única parte del cuerpo que cambia ligeramente con el tiempo. Precisamente, el pelo sufre más cambios a medida que vas cumpliendo años y no solo en lo referente a una modificación del color.

Estas son algunas de las alteraciones capilares más frecuentes en personas mayores, así como los mejores consejos para cuidar y prevenir algunos de los problemas asociados a edades maduras. ¡Toma nota!

¿Cómo afecta el envejecimiento al cabello? Estos son los cambios que experimenta

El paso del tiempo se nota también en el pelo

El pelo gris es una de las señales más evidentes del envejecimiento. Un cambio de tono que se debe a un pigmento, llamado melanina, que forma parte de los mismos folículos pilosos donde se produce y crece el cabello. Es entonces, con el paso de los años, cuando en esas estructuras capilares hay menos cantidad de dicha sustancia, es entonces cuando aparecen las canas. Algo que incluso puede darse cuando una persona ni siquiera ha cumplido los 40 años

Aparte de este rasgo tan característico, la pérdida de pelo es otra de las consecuencias asociadas a una mayor edad, aunque esto no se cumple en la totalidad de los casos. Unos mechones que no solo se caen, sino que además se vuelven más finos y quebradizos. Y es que también se observan alteraciones en el grosor de los mismos debido a que el cuerpo no produce la misma cantidad de proteínas, lípidos y melanina como en décadas anteriores. Como consecuencia, se reducen los niveles de queratina y colágeno y el pelo ya no tiene la envergadura y la fuerza de antaño. Por si fuera poco, el cabello que sigue creciendo ya no lo hace a la misma velocidad que cuando tenías 20 años.

Además, cuando pasas la barrera de los 50 años, el pelo va denotando una mayor sequedad, incluso si eres de esas personas que siempre ha tenido una tendencia grasa, y fragilidad, ya que al no disponer de una gran cantidad de agua en el organismo es más fácil que se rompa. Para evitarlo, es conveniente que utilices aquellos productos para el lavado del cabello que tengan vitamina B5. Un ingrediente esencial para activar la circulación y mejorar la oxigenación del cuero cabelludo.

En definitiva, una lista asociada a un envejecimiento capilar que también se complica con otros factores añadidos, como explican desde el Institut Vila-Rovira (@vilarovira). Es el caso de la exposición del cabello a todo tipo de elementos externos, como la polución ambiental, el sol, el agua de las piscinas, las temperaturas extremas o los componentes químicos de los tintes o champús, entre otros.

¿Cómo afecta el envejecimiento al cabello? Estos son los cambios que experimenta

Cuidados capilares previos

No viene mal, por tanto, que sigas algunas pautas preventivas para cuidar el cabello antes de llegar a cierta edad y, para ello, lo mejor es protegerlo de todos esos factores que puedan dañarlo. Así pues, puedes recurrir a algunos tratamientos de medicina capilar, como es la aplicación de plasma rico en plaquetas para favorecer la regeneración celular del interior del cuero cabelludo. De esta manera, esta terapia se puede hacer años antes para ralentizar la caída del mismo y fortalecerlo de cara al futuro. 

Junto a estos procedimientos y avances estéticos, puedes poner también en marcha estos sencillos consejos. Y es que nunca es tarde para cuidar y gozar de un cabello saludable:

  • Cada vez que te laves el pelo, sécalo y péinalo con delicadeza. Es decir, nada de frotar enérgicamente con una toalla y siempre que puedas prescinde del secador de pelo, o al menos úsalo a una temperatura no demasiado alta. A la hora de emplear el peine, cuidado con los tirones que pueden hacer que se rompan las fibras del cabello. Lo mejor en este caso es, tras el champú, aplicar algún acondicionador o suavizante para dejarlo más manejable. 
  • Cada tipo de cabello necesita unos productos adecuados para nutrirlo y dejarlo perfecto. Así pues, tampoco está de más que estos sean de calidad y lo traten como es debido. 
  • Ante los daños que pueda causar el sol en la estructura del cabello, usa siempre lociones protectoras y gorros cada vez que puedas. Lo mismo que cuando estés en contacto con el cloro de las piscinas. Una vez fuera, lávalo bien para quitar los restos de productos químicos que puedan perjudicarlo. 
  • ¿Sabías que una alimentación sana y equilibrada hará mucho por la salud de tu pelo? Prueba a incluir verduras crucíferas para prevenir su debilitamiento; marisco, ya que es un buen aliado para evitar la caída del cabello, y huevos, importantes para producir queratina, una proteína esencial.
0

No hay comentarios ¿Te animas?