Cuídate

¿Te despiertas en mitad de la noche y ya no puedes dormir? Sigue estos consejos para evitarlo

65ymás

Jueves 17 de octubre de 2019

3 minutos

Levantarse habiendo descansado es esencial para nuestro estado de ánimo y nuestra energía

Problemas para dormir, despertarse

Dormir bien es algo que a todos nos preocupa. Levantarse con la sensación de haber descansado es esencial para nuestro estado de ánimo y nuestra energía. Si últimamente no lo consigues, bien porque te cuesta conciliar el sueño o porque te despiertas en mitad de la noche y te desvelas, te contamos algunos consejos para descansar mejor.

No te acuestes si no tienes sueño

Aunque es importante tener unos horarios y rutinas que ayuden a nuestro ciclo circadiano, de acuerdo con el Instituto del Sueño, no sirve de nada meterse en la cama si el cuerpo no ha dado la señal. Trata de hacer alguna actividad relajante como una meditación guiada, escuchar música o darte un baño. Escribir un diario también puede ayudarte a dejar por escrito tus preocupaciones y, de ese modo, tratar de superarlas.

¿Es bueno dormir sin almohada?

Fuera pantallas

Si quieres ver una serie o película, mejor en el salón. No te acostumbres a ver la televisión en la cama, y evita el uso del teléfono móvil cuando llegue la hora de dormir. Puedes leer un poco, aunque lo ideal es que lo hagas en otro espacio y llegues a la cama solo para dormir.

Cenar ligero

No comas en gran cantidad antes de irte a la cama, pero tampoco te vayas con hambre. Adelantar el horario de la cena puede ser una buena opción si eres de los que no se acostumbra a aligerar la última comida del día. Justo antes de dormir puedes tomar un vaso de leche o un yogur: los lácteos contienen triptófano, un aminoácido imprescindible en la síntesis de la melatonina.

Cuidado con el alcohol

Si bebes agua antes de irte a la cama lo más probable es que te despierten las ganas de ir al baño y luego te cueste volver a coger el sueño. Para evitar esto lo ideal es dejar de beber dos horas antes de irte a dormir, así no tendrás que interrumpir el sueño por una urgencia. Si te pasas con el alcohol también vas a conseguir una alteración del ciclo del sueño ya que, si bien es cierto que su efecto sedante va a hacer que caigas en brazos de Morfeo rápidamente, te despertarás en mitad de la noche y el resto de tu sueño seguramente será agitado y nada reparador. Al igual que con el agua, no es necesario olvidarte del alcohol pero sí que lo tomes con moderación y al menos dos horas antes de irte a la cama para darle tiempo a tu cuerpo para metaforizar el alcohol.

Beber alcohol moderadamente no tiene ningún beneficio sobre la reducción de la mortalidad

El ejercicio te puede activar

Practicar ejercicio físico a última hora de la tarde va a tener un efecto activador que seguramente te impida conciliar el sueño y tengas problemas de insomnio. Es preferible practicar ejercicio por la mañana pero si por tus horarios te has marcado hacer deporte por la tarde como única opción posible, intenta que no sea un entrenamiento muy intenso y hazlo unas horas antes de acostarte para poder conciliar el sueño de manera óptima.

No duermas siestas durante el día

Si te son imprescindibles, procura que no sean de más de media hora y antes de las tres de la tarde. Descansar un poco después de comer es una buena idea, pero dormir a deshora desequilibra los horarios y hace que te cueste más conciliar el sueño durante la noche.

Siesta

Un entorno adecuado

Para lograr una correcta higiene del sueño es imprescindible contar con un entorno que favorezca el descanso y que no actúe como disruptor. Si tu habitación tiene una temperatura demasiado cálida o demasiado fría puede ser que esté interfiriendo en tu descanso. La temperatura ideal para dormir es entre 18º y 22º según los expertos, si tienes frío antes de acostarte y caldeas mucho la habitación y te abrigas, seguramente te despiertes en mitad de la noche porque sientes calor. Intenta mantener una temperatura adecuada y no abrigarte demasiado si no quieres desvelarte por el calor.

Nada de dar vueltas

Si no consigues dormir o te despiertas desvelado en mitad de la noche, levántate a la media hora. Ponerte a dar vueltas en la cama no va a ayudarte a conciliar el sueño, si no al contrario. Lee, escribe o escucha música en otra habitación hasta que vuelvas a tener sueño.

0

No hay comentarios ¿Te animas?