Cuídate

¿Tienes arrugas en mejillas y pómulos? Así es posible atenuarlas

Teresa Rey

Sábado 6 de julio de 2019

2 minutos

Puedes recurrir a cremas y masajes contra la flacidez o también a rellenos, "peelings" o mascarillas

Arrugas en mejillas y pómulos (Bigstock)

Las arrugas de las mejillas se caracterizan por salir de forma lineal y continua en los laterales del rostro, y aunque todo depende de la persona y de su tipo de piel, suelen ser más evidentes a partir de los 50 años o más. La caída de los pómulos por el paso del tiempo, así como la progresiva pérdida de elastina y colágeno, influye en su aparición. Para tratarlas existen alternativas estéticas como el ácido hialurónico, pero también podemos hacer ejercicios de gimnasia facial, masajes o mejorar nuestros hábitos de cuidado de la piel.

Cremas y masajes

Los tratamientos tópicos pueden ayudar a revitalizar la zona mediante la aplicación de cremas hidratantes, por el día y por la noche, después de la limpieza facial. De igual modo, debemos proteger la zona del sol con cremas que tengan factor de protector solar. Si vamos a exponernos al sol entonces no debemos olvidarnos del fotoprotector, que es necesario aplicar al menos cada dos horas, y procurar usar un sombrero que proporcione sombra a la zona.

A la par que nos echamos el cosmético podemos hacer un masaje que estimule la circulación sanguínea, con movimientos hacia arriba y que busquen el estiramiento. Podemos usar los nudillos posándolos sobre las mejillas a la vez que los movemos de forma circular y siempre en sentido ascendente, pero sin presionar demasiado. Los pellizcos leves ayudan a activar la sangre del rostro.

Opciones estéticas

Por otro lado, podemos recurrir a los tratamientos de la medicina estética que nos ofrecen varias posibilidades. Se suelen recomendar peelings químicos, que en función de su profundidad pueden actuar de manera superficial, media o profunda.

Otra opción en estos casos son las máscaras químicas, que actúan a un nivel profundo y aportan un efecto tensor después de un periodo de recuperación, explican expertos de la Sociedad Española de Medicina Estética (SEME). Es un procedimiento que requiere curas y tratamientos para reestructurar la piel.

También está la microdermoabrasión, microcristales que ayudan a regenerar la piel, láseres ablativos, fraccionales o pixelados, o rellenos como el ácido hialurónico para dar otra imagen a los pómulos.

Dentro de la cirugía estética la opción más efectiva para acabar con las arrugas de las mejillas es el lifting facial o estiramiento. Se trata de una operación y, por lo tanto, es más invasiva, aunque según los expertos, con resultados más duraderos.

0

No hay comentarios ¿Te animas?