Deporte para mayores

Rutina de entrenamiento en la elíptica superados los 60 años

Mariola Báez

Foto: Bigstock

Sábado 24 de agosto de 2019

2 minutos

Si crees que esta máquina, habitual en cualquier gimnasio, no está pensada para ti, te equivocas

Rutina de entrenamiento en la elíptica superados los 60 años

La elíptica es uno de los aparatos más solicitados en el gym porque realmente es eficaz a la hora de quemar una buena cantidad de calorías y porque permite realizar un ejercicio aeróbico de bajo impacto, beneficioso si de lo que se trata es de poner en marcha el corazón y reactivar la circulación sanguínea.

La intensidad del esfuerzo sobre la elíptica puede adaptarse a tu nivel de forma física y estado general de salud por lo que, antes de descartarla, conviene conocer qué puede hacer por ti a la hora de alcanzar o mantener una excelente forma física.

Qué tener en cuenta si decides hacer ejercicio con la elíptica

Esta máquina es una opción más, que puede ayudarte a cumplir las recomendaciones de la Organización Mundial de la Salud (@OMS_es), que especifican que en adultos mayores de 65 años, 150 minutos semanales de actividad física aeróbica moderada o 75, que impliquen mayor intensidad, son básicos para llevar un envejecimiento activo y saludable.

Tienes multitud de actividades que pueden ayudarte a alcanzar este objetivo: natación, running, cilcismo... pero, si te apetece probar algo distinto, la elíptica es una buena elección.

rutina elíptica

La principal ventaja que ofrece este aparato es su capacidad para movilizar músculos y articulaciones sin que en ningún momento exista un fuerte impacto contra la superficie. Aliviar la posible rigidez articular e incluso el dolor que puede presentarse especialmente en las rodillas, es posible con un entrenamiento controlado sobre la elíptica. Además, el trabajo en la máquina moviliza los grandes grupos musculares (tronco y extremidades inferiores y superiores), acelera el ritmo cardiaco (hasta donde tú quieras) y “tira” de grasas acumuladas para que el control del peso resulte más sencillo.

Para que el entrenamiento resulte eficaz y seguro, lo primero que debes comprobar es que la máquina se adapta perfectamente a ti, es decir, antes de subirte a ella, verifica que tus pies encajan perfectamente en los pedales y que los soportes que debes mover para ejercitar tus brazos están a la altura apropiada.

Intensidad del ejercicio

Hecha la necesaria revisión y realizado un calentamiento previo, comienza tu entrenamiento con unos minutos de “balanceo” que favorezcan la correcta circulación venosa de retorno. Antes de incrementar la intensidad del ejercicio, revisa tu propia postura sobre la máquina. Los músculos de tu abdomen han de estar contraídos, la espalda recta pero sin tensionar y el agarre de tus manos, a una altura que te resulte confortable.

Si te inicias en la elíptica, 10 minutos serán suficiente en las primeras sesiones. La mejor manera de entrenar para un adulto mayor que “descubre” este aparato es hacerlo encontrando un ritmo que pueda mantener de forma cómoda, sin sobre esfuerzo, pero introduciendo 1 minuto de entreno más intenso cada 3-4 de ritmo más suave. De esta manera, el gasto energético se incrementa de forma notable, algo que contribuye a prevenir la obesidad. Acompasar el movimiento de tus piernas con el de tus brazos, es otra de las claves para sacar partido a un ejercicio, muy completo, con el que, seguro, eliminarás kilos de más y lograrás un mayor tono en la musculatura de piernas y brazos.

0

No hay comentarios ¿Te animas?