Deporte para mayores

Jugar a la petanca aporta beneficios físicos y mentales

Teresa Rey

Sábado 14 de diciembre de 2019

2 minutos

Con este deporte se trabaja vista, equilibrio o concentración, además de las relaciones sociales

Jugar a la petanca aporta beneficios físicos y mentales (Bigstock)

La petanca es uno de los entretenimientos más habituales de campings, parques o espacios al aire libre. Se trata de un ejercicio físico practicado con frecuencia por las personas mayores, y aporta beneficios específicos para el cuerpo y la mente. Este deporte es de origen incierto, se cree que proviene de los griegos, aunque en un principio era algo diferente al que hoy conocemos. Al margen de esta curiosidad su práctica, al igual que cualquier actividad deportiva u otras aficiones, es buena para la salud por diversos motivos.

Movimiento y concentración

Como todo deporte, la petanca implica movimiento, algo que todo el mundo, jóvenes y mayores, deberían hacer diariamente. Cuando se juega hay que moverse a lo largo de la extensión de juego, y entre unas cosas y otras se pueden recorrer cerca de tres kilómetros. Si se juegan dos o tres partidas la distancia equivale aproximadamente a una hora y media de actividad física moderada, matizan los expertos. De hecho, en el caso de prolongarse en el tiempo y estar entre cinco o seis horas jugando, en las que además de desplazarse hay que estar levantándose o agachándose, estamos añadiendo un importante gasto energético, lo que es bueno para quemar calorías.

Pero aún hay más, cuando jugamos a la petanca desarrollamos una serie de habilidades tanto físicas como mentales que sobrepasan el mero entretenimiento. Se trabaja por ejemplo la vista y el sentido del tacto. Este se emplea para coger la bola a la par que con los ojos debemos calcular la distancia a la que se encuentra el boliche. En ese preciso instante el cerebro empieza a pensar para definir cuál puede ser la mejor estrategia de tiro, de modo que se estimula la concentración y el pensamiento lógico. De esta manera estamos incidiendo en nuestra capacidad de control tanto física como mental.

Equilibrio y socialización

Al tirar la bola se mueve parte del cuerpo, las manos, el brazo y en el impulso del lanzamiento, se está incidiendo en el equilibrio y la fuerza. Además, la práctica de la petanca ayuda a mejora la tolerancia a las frustraciones ya que no siempre las jugadas serán buenas, por lo que hay que aprender a admitir los errores para mejorarlos y no volver a cometerlos en las siguientes tiradas.

Otra de las ventajas de la petanca es que se socializa. Conocemos a personas con la misma afición y pasamos un rato agradable en compañía de aquellos que tienen nuestros gustos. Por otro lado, al practicarse al aire libre si nos da algo el sol estaremos recibiendo los aspectos positivos que suponen para la salud los rayos solares para sintetizar la vitamina D. Aunque siempre tomando las medidas adecuadas, es decir, usando fotoprotector, gorras o sombreros para proteger la cabeza y evitando las horas centrales del día.

0

No hay comentarios ¿Te animas?