Fisioterapia

Ejercicios posturales para incluir en tu rutina de entrenamiento y mejorar la postura

Verónica Mollejo

Foto: Bigstockphoto

Domingo 9 de junio de 2019

2 minutos

Una mala postura aumenta el riesgo de lesiones y puede debilitar los músculos del abdomen

Ejercicios posturales para incluir en tu entrenamiento

Como bien es sabido, una buena postura corporal afecta notablemente al estilo de vida de las personas. Aunque pueda parecer que apenas tienen relación, esta reduce el estrés y la fatiga, mejora los sistemas que dominan el organismo, como el digestivo y el respiratorio; y previene los dolores propios del desgaste de los músculos, los ligamentos y las articulaciones.

Así, para corregir tu posición, los expertos suelen recomendar ejercicios posturales, que “consisten en estirar la musculatura de nuestro cuerpo, para elongarla, destensándola y aumentando su efectividad contráctil”, tal y como explica la experta en osteopatía Clara Nebot en su portal oficial, dedicado a esta modalidad. De esta forma, se gana flexibilidad, se mejora la motilidad abdominal, se aumenta el arco articular y, por supuesto, se trabaja la postura. Bajo esta premisa, ¿qué ejercicios puedes incluir en tu rutina de entrenamiento para corregir tu postura?

Ejercicios posturales

Ejercicio 1

Ponte de pie e inclina el tronco hacia adelante unos 45 grados. Después, despega los codos del tronco y elévalos hasta que queden perpendiculares al cuerpo y a la altura de los hombros. A continuación, flexiona los hombros y lleva las manos hacia adelante del cuerpo, con las palmas hacia abajo y los pulgares frente a los hombros. Finalmente, extiende los codos y mueve los brazos lentamente hacia atrás, para volver después a la posición inicial.

Ejercicio 2

Con el objetivo de estirar los músculos de todo el cuerpo, colócate erguido y eleva los brazos, con las manos entrelazadas, para estirar el tronco todo lo que puedas, echándote ligeramente hacia atrás. Mantén esta postura durante, al menos, 15 segundos, y regresa a la fase inicial.

Ejercicio 3

De pie y con el tronco ligeramente inclinado hacia adelante, extiende los brazos a ambos lados del cuerpo con las palmas hacia arriba y a la altura de los hombros. Una vez conseguida esta posición, realiza pequeños círculos con los brazos tantas veces como sea necesario.

Ejercicio 4

Este ejercicio es ideal para las personas que están mucho tiempo sentadas, pues trabaja la espalda y los músculos de las extremidades inferiores. Solo tienes que ponerte de pie y doblarte como si quisieras tocar el suelo con las palmas de las manos. Mantén esta posición durante unos segundos para que surta efecto.

Ejercicio 5

Sentado en el suelo, con las rodillas flexionadas y los pies apoyados frente al cuerpo, debes inclinar el torso hacia adelante y extender ambos brazos en la misma dirección. A continuación, llévalos hacia arriba y hacia atrás, y luego regresa a la posición inicial.

0

No hay comentarios ¿Te animas?