Salud

Qué es el Linfoma de Hodgkin que padece Dani Rovira: síntomas y esperanza de vida

65ymás

Miércoles 25 de marzo de 2020

5 minutos

Se diagnostican cada año 2 casos por cada 100.000 habitantes y es más frecuente en hombres

Qué es el Linfoma de Hodgkin que padece Dani Rovira: síntomas y esperanza de vida

El actor Dani Rovira ha anunciado que padece cáncer. Concretamente es el Linfoma de Hodgkin, que es un subtipo de linfoma, una enfermedad oncohematológica. Se conocen bajo este nombre las enfermedades en las que las células que se malignizan son células que están en la sangre (como en la leucemia).

Cuando las células afectadas son los linfocitos (que son un subtipo de glóbulos blancos muy importantes que forman parte de nuestras “defensas”), y se originan en el sistema linfoide (ganglios linfáticos, bazo …), hablamos de un diagnóstico de linfoma.

De forma general, se han venido clasificando los linfomas en dos grandes grupos: Linfomas de Hodgkin - LH (a veces también se llama Enfermedad de Hodgkin - EH) y los Linfomas No Hodgkin - LNH, que abarcan una amplia variedad de tipos diferentes según el tipo concreto de células afectadas y sus características. 

Se trata de una enfermedad de la edad adulta, que se da con mayor frecuencia en dos periodos: entre los 15 y 40 años y en los mayores de 55 años. Se diagnostican cada año unos 2 casos por cada 100.000 habitantes y es ligeramente más frecuente entre los varones.  El Linfoma de Hodgkin en niños es poco frecuentesiendo solo aproximadamente un 5% de los cánceres en edades infantiles.

Qué es el Linfoma de Hodgkin

Etapas

En base a los signos y síntomas que se presenten, los pacientes son sometidos a una serie de pruebas y exploraciones. Estas son necesarias para detectar la fase  en que se encuentra la enfermedad en el paciente. Las etapas o estadios del Linfoma de Hodgkin van de I a IV en función del grado de afectación y diseminación de la enfermedad.

Estadio1: El linfoma está presente en un sólo grupo de ganglios linfáticos. O bien en una sola de las estructuras linfáticas que componen el sistema linfático en nuestro organismo.

Estadio II: El linfoma está presente en dos o más grupos de ganglios linfáticos, situados al mismo lado del diafragma. El diafragma es la parte del organismo que separa el tórax del abdomen.

Estadio III: El linfoma está presente en varios grupos de ganglios linfáticos situados por encima y por debajo del diafragma.

Etapa IV: El linfoma ha salido de los ganglios y el bazo y afecta a otros órganos. Hay afectación de diversas estructuras linfáticas y /o de la médula ósea.

Tipos

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS) el Linfoma de Hodgkin se divide en dos subgrupos principales (en función de los tipos celulares):

  • El Linfoma de Hodgkin predominio linfocítico nodular
  • El Linfoma de Hodgkin clásico (es el más frecuente) y se subdivide en otras cuatro variantes: esclerosis nodular, celularidad mixta, rico en linfocitos, y depleción linfocitaria. 

Síntomas

En el Linfoma de Hodgkin, lo más frecuentes es que no aparezca ninguna sintomatología, o lo que aparecen son alteraciones inespecíficas que pueden ser motivadas por otros problemas de salud.  En cualquier casi, según la Asociación Española contra el Cáncer, estos son los síntomas más comunes:

  • Bulto: Lo más frecuente es que se detecte el crecimiento de algún ganglio linfático periférico, como los latero-cervicales, supraclaviculares, axilares o inguinales. Este aumento de tamaño suele ser notado como un nódulo indoloro.
  • Fiebre: sobre todo por las tardes, sin aparente motivo.
  • Sudoración abundante fundamentalmente nocturna.  
  • Pérdida de peso, que no se justifica por otras causas.
  • Cansancio astenia
  • Prurito (picor en la piel) sin causa aparente.
  • Menos veces se observa aumento del tamaño del hígado o del bazo o afectación de otros órganos.
Linfoma no Hodgkin

Tratamiento

La cirugía no tiene un papel relevante en el tratamiento del Linfoma de Hodgkin, con la excepción de la biopsia inicial para el diagnóstico de la enfermedad y el ocasional tratamiento de niños en circunstancias muy especiales. El gran reto está en cómo escoger el tratamiento más adecuado para cada paciente, que sea el suficiente para conseguir la curación o el mejor control de la enfermedad sin causar una toxicidad excesiva a corto o largo plazo. Para ello se adapta a la situación de la enfermedad (estadio y grupo pronóstico) y de la persona enferma (edad, funcionalidad y enfermedades asociadas).

Radioterapia

Cada vez se utiliza menos como tratamiento único en el Linfoma de Hodgkin clásico. Aun así, en personas y situaciones concretas, especialmente en casos de enfermedad localizada del tipo Predominio linfocítico nodular puede ser curativa en casi todos los casos. En los casos localizados se puede conseguir la misma eficacia con menor toxicidad con la quimioterapia sola, o con la combinación de cursos cortos de quimioterapia seguidos de radioterapia a dosis reducidas.

En algunos casos de enfermedad avanzada se utiliza también la radioterapia para asegurar lo conseguido en zonas donde había mucha cantidad de tumor. Cuando se usa, la radioterapia se aplica sobre la zona que está claramente enferma

Quimioterapia

La quimioterapia para el Linfoma de Hodgkin se considera un tratamiento sistémico, ya que los medicamentos ingeridos o aplicados con ayuda de agujas o catéteres llegan a todo el cuerpo a través del torrente sanguíneo y pueden eliminar las células tumorales en cualquier lugar del organismo.

La combinación de varios medicamentos antitumorales se denomina poliquimioterapia y ha mejorado enormemente la supervivencia de los pacientes con esta enfermedad. Se utilizan diferentes esquemas de combinación entre los que figuran por su mayor utilización los abreviados con las siglas ABVD, STANFORD V y BEACOPP. Con estos esquemas se consigue curar en la actualidad a más del 80% de los pacientes con Linfoma de Hodgkin.

La respuesta al tratamiento se evalúa siguiendo directrices aceptadas internacionalmente y con frecuencia incluye la repetición de la prueba PET en varios momentos del tratamiento y una nueva biopsia de confirmación en el caso de que el resultado de la prueba sea anormal.

Otros tratamientos

En los casos en los que la enfermedad no responde al tratamiento se pueden utilizar anticuerpos monoclonales como forma de dirigir de forma más certera la quimioterapia (Brentuximab Vedotin ), o usar otros tipos de quimioterapia (Bendamustina, GEMOX, ESHAP, DHAP, MiniBEAM, etc.).    

En general, lo más eficaz es efectuar a continuación un trasplante hematopoyético, habitualmente utilizando células madre del propio paciente (trasplante autólogo)  y en los casos más graves usando células madre de otra persona (trasplante alogénico), sabiendo que los riesgos derivados de ese tipo de trasplante son muy elevados. Para las personas que no responden a estos tratamientos hay otros muchos en investigación.

Esperanza de vida

La esperanza de vida del Linfoma de Hodgkin dependerá del subtipo, de su grado de diseminación o afectación de la enfermedad, y de la respuesta de ésta al tratamiento. En general, podemos decir que es una de la enfermedades con mayor tasas de curación de la enfermedad (por encima del 70% globalmente) 

0

No hay comentarios ¿Te animas?