Mayores

Beneficios de estudiar a partir de los 60 años

Verónica Mollejo

Foto: Bigstockphoto

Sábado 8 de junio de 2019

2 minutos

Mantenerse activo, física y mentalmente, es fundamental para envejecer de manera saludable

Beneficios de estudiar a partir de los 60 años

En la actualidad, son muchos los adultos mayores que regresan a las aulas una vez inaugurado su periodo de jubilación. Una forma muy extendida de ampliar sus conocimientos, mantenerse activo y aumentar su círculo social, sobre todo para aquellos que en su momento no tuvieron la oportunidad de estudiar una carrera y hasta ahora han tenido esa espina clavada.

Ante esta nueva situación, la mayoría de centros universitarios han creado pruebas de acceso específicas para mayores de 45 años, que se encargan de evaluar los conocimientos generales del futuro alumno en distintas materias. Por ejemplo, estos tienen la oportunidad de asistir como oyentes a determinadas asignaturas, apuntarse a cursos o titulaciones de extensión más reducida o incluso estudiar una carrera vía online. Aunque cada vez son más los mayores que optan por acudir a clase con compañeros que, perfectamente, podrían ser sus nietos y experimentar así el auténtico ambiente universitario

Además de las ventajas que estos disfrutan debido a su edad, como descuentos o titulaciones gratuitas, lo cierto es que estudiar una vez cumplidos los 60 años también aporta múltiples beneficios al individuo, mejorando su salud física y mental.

Mujer estudiando en la universidad

Ventajas de estudiar después de los 60

  • Como ocurre con cualquier otra actividad académica, estudiar un temario es un ejercicio magnífico para entrenar y mantener la memoria en perfecto estado, alejando así el deterioro cognitivo propio de dicha edad. También mejora la toma de decisiones, la resolución de problemas o la capacidad de aprendizaje.

  • Al tener que acudir cada semana al centro educativo, las personas mayores se sienten mucho más activas, independientes y realizadas, lo que al mismo tiempo favorece la vitalidad, el sentimiento de jovialidad y evita la depresión o el desarrollo de demencias.

  • En este sentido, estudiar después de los 60 puede alejar esa sensación de soledad tan habitual en la tercera edad al pertenecer a un grupo, potenciar las relaciones sociales y establecer nuevas amistades. Esto también hace mella en el autoestima.

  • Por otro lado, el simple hecho de escribir para tomar apuntes, ir a la cafetería entre clase y clase o incluso arreglarse para acudir a clase les mantiene activos físicamente y rehuye el temido sedentarismo.

  • Según un estudio realizado por la psicóloga Mónica Straschnoy, en colaboración con la Universidad Nacional de Lomas de Zamora (Argentina) y la Universidad de la Tercera Edad del mismo centro, el 91% de los estudiantes mayores de 60 años que allí están matriculados asegura que su calidad de vida también ha mejorado considerablemente.

1
luis Teran Hace 11 días
HOLA, ME INTERESA QUE ME INFORMEN QUE CARRERAS OFRECEN PARA ESTUDIAR, GRACIAS
Elisa Nuez Patiño Hace 7 días
Buenos días, te recomiendo que visites nuestra web: www.caumas.org en donde encontrarás los datos de la universidad a la que pertenezcas por tu lugar de residencia. Una vez la tengas controlada, ponte en contacto con ellos en septiembre y te informarán de todo lo que necesites. Si te quedan dudas, envíanos un correo a nuestra Confederación y te atenderemos con gusto. Saludos.