Medicina general

Fobia a los insectos, un miedo irracional que puede requerir tratamiento

Mariola Báez

Foto: Bigstock

Martes 28 de mayo de 2019

2 minutos

Se denomina entomofobia y puede convertirse en un serio problema para quien lo padece

Fobia a los insectos

Una cosa es que no te agraden demasiado los “bichos” y otra, muy distinta, es padecer esta patología, que suele tener su origen en algún tipo de alteración psíquica y/o emocional.

El problema es más serio de lo que puede parecer en un principio. Los psicólogos explican que una persona que sufra entomofobia o insectofobia puede llegar a experimentar desde ansiedad y nerviosismo, hasta un ataque de pánico, que produzca consecuencias físicas graves como parálisis total o parcial (incapacidad para moverse ante la presencia del insecto que desencadena la situación), taquicardias, problemas respiratorios o incluso pérdida momentánea de conocimiento.

¿Se puede superar la fobia a los insectos? ¿Cómo?

Esta patología puede manifestarse de distintas maneras. Algunas personas no soportan la simple visión de insecto alguno. Otras tienen máxima aversión, por ejemplo, solo a las arañas (aracnofobia),  a las abejas y avispas (apifobia) o a cualquier otro “animalito” concreto. Hay casos en los que la persona afectada entra en pánico simplemente al ver el insecto y en otras ocasiones, los síntomas físicos solo se producen ante un posible contacto, aunque sea mínimo.

Como cualquier otra fobia, esta puede llegar a afectar seriamente a la calidad de vida de la persona que la sufre. Desde no querer ir a determinados sitios, por ejemplo a dar un paseo por el campo, hasta tener problemas en el desempeño de acciones cotidianas o laborales. Además, quien padece esta patología se suele encontrar con la incomprensión de los que piensan que “no es para tanto”, sin entender que se trata de una enfermedad.

A la hora de tratar el miedo incontrolable a los insectos, el psicólogo terapeuta deberá hacer un estudio previo en el que la observación resulta determinante. El primer objetivo es determinar qué factores concretos desencadenan ese pánico irracional (qué insecto lo causa, cuándo, dónde…). Además, también procurará, aplicando las terapias precisas, averiguar cuál es el origen del problema, es decir, qué alteración emocional puede haber detrás de la entomofobia: inseguridad, depresión, alguna experiencia traumática...

Por otra parte, puede ser necesario algún fármaco que ayude a controlar las situaciones de miedo máximo evitando posibles consecuencias. Las nuevas tecnologías, en concreto la realidad virtual y la tecnología 3D, también se está utilizando en centros especializados como parte de tratamientos efectivos capaces de luchar contra esta y otras fobias.

 

0

No hay comentarios ¿Te animas?