Medicina preventiva

Consejos para prevenir las llamadas enfermedades tecnológicas

Victoria Herrero

Foto: Bigstock

Viernes 26 de julio de 2019

2 minutos

El abuso de estos dispositivos supone un riesgo para la salud de nuestra vista o las articulaciones

Consejos para prevenir las llamadas enfermedades tecnológicas

Las tecnologías no solo nos facilitan novedades para relacionarnos o para hacernos la vida diaria más cómoda. Estas aplicaciones digitales también pueden traer enfermedades; no en el sentido literal de la palabra. El abuso que hacemos de las nuevas tecnologías ha dado lugar a la aparición de diferentes patologías asociadas a ese empleo poco responsable de las mismas. Estamos hiperconectados, y eso no es muy recomendable en términos de salud, ni física ni mentalmente.

Y es que pasarse horas frente a la pantalla del ordenador o con la cabeza para abajo consultando nuestro teléfono móvil no es muy saludable. Y ya ni hablamos cuando tenemos accidentes con el coche, o simplemente andando por no apartar la mirada de los grupos de WhatsApp

Consejos para un buen y saludable uso de las tecnologías 

A continuación conoceremos algunos consejos, de la mano del Colegio Oficial de Fisioterapeutas de Navarra, para prevenir estas enfermedades producidas por las nuevas tecnologías.

En el caso de que permanezcas muchas horas delante de la pantalla del ordenador, lo mejor es que te compres una buena silla con la que tengas la espalda y las cervicales bien protegidas, un elevador para reposar y descansar las piernas y que coloques tu portátil o la pantalla de tal manera que te quede justo a la altura de los ojos. Ni más arriba ni más abajo.

Consejos para prevenir las llamadas enfermedades tecnológicas

Para amortiguar el dolor de muñecas con tanto darle al ratón, opta por una almohadilla que tenga un soporte blando donde puedas descansar la mano. Además, mantén el antebrazo recto y apoyado en el escritorio para que el hombro no sufra

Y no olvides levantarte cada hora, dar un paseo para estirar las piernas y hacer algunos ejercicios para relajar ya no solo el cuello, sino también la espalda, las muñecas y la vista. Sí, los ojos también forman parte de ese abanico de enfermedades tecnológicas en forma de tensión ocular por estar tanto rato mirando esas pantallas. Y es que el brillo y reflejo de las mismas puede hacer que tengamos los ojos secos, enrojecidos o con visión borrosa. 

Si eres de los que no puede evitar pasarse el día entero consultando móvil, al final tus cervicales se resentirán. Por eso, lo mejor tanto a nivel físico como mental es no depender tanto del smartphone para consultar internet y las redes sociales y, cuando lo hagamos, coloquemos ese dispositivo enfrente de nuestros ojos para que el cuello no sufra.  

0

No hay comentarios ¿Te animas?