Medicina preventiva

Diferentes tipos de anemia y cómo se solucionan

Teresa Rey

Foto: Bigstock

Jueves 8 de agosto de 2019

2 minutos

La anemia es un desorden hematológico frecuente en las personas mayores que se da por varios motivos

Los diferentes tipos de anemia y cómo se solucionan

La anemia es un desorden hematológico frecuente en las personas mayores, y su incidencia se incrementa con la edad. Sobre todo, en personas mayores de 85 años, según se indica en el documento Tratado de geriatría para residentes. Su abordaje es clave, pues puede interferir en el funcionamiento de varios órganos, pero generalmente es reversible y tiene tratamiento una vez se haya determinado la causa. Como existen distintos tipos de anemia, cada una debe identificarse y tratarse de forma concreta.

Por deficiencia de hierro o ferropénica

El hierro es fundamental para la producción de glóbulos rojos, de modo que cuando hay una carencia de este mineral se da esta circunstancia. Es la forma más frecuente de anemia. Se suelen introducir cambios en la dieta o suplementos del mineral para tratarla.

Carencia de vitamina B12

Esta vitamina también es necesaria para generar los hematíes. Se encuentra especialmente en la carne de vaca y de aves, mariscos, huevos o lácteos, por eso muchas personas que siguen una dieta estrictamente vegetariana pueden presentar este trastorno. Según la gravedad habrá que introducir suplementos dietéticos o modificar la alimentación.

Relacionada con este micronutriente se encuentra también la anemia perniciosa, que acontece cuando los intestinos no absorben adecuadamente la vitamina B12. Esto se debe a que el estómago no produce suficiente cantidad de factor intrínseco, una proteína que ayuda a esta vitamina a que sea absorbida dentro del mismo.

Falta de folato

Aquí ocurre lo mismo que en los casos anteriores. El ácido fólico es fundamental para formar los glóbulos rojos, de modo que tendremos que incluir cambios en la manera en que comemos. Esta sustancia se encuentra en verduras de hoja verde y frutas frescas.

Anemia

Por enfermedad crónica

Algunas patologías pueden dar lugar a esta condición, siendo la enfermedad desencadenante el objetivo principal del tratamiento.

Hemolítica

En esta calse de anemia la médula ósea, que ayuda a la formación de las células sanguíneas, no funciona correctamente y no genera la cantidad suficiente de las mismas. En este caso hay que centrarse en la infección que puede estar provocando esta circunstancia o ver si está relacionada con la ingesta de algún fármaco.

Aplásica idiopática

Un virus, la exposición a la radiación o quimioterapia o trastornos autoinmunes, desencadenan esta anemia que se produce por un daño causado a las células madre en la sangre.

Hereditarias

Dentro de estas nos encontramos con la anemia depranocítica, en donde las células sanguíneas tienen forma semilunar por una anomalía cuando su forma normal debe ser de disco. Por otro lado está la talasemia, que se origina por un defecto en los genes que controlan la producción de las globinas alfa y beta, componentes de la hemoglobina (proteína de los glóbulos rojos). En estos casos los tratamientos son dispares, se pueden basar en trasfusiones de sangre o incluso en un trasplante de médula ósea.

0

No hay comentarios ¿Te animas?