Medicina preventiva

Omeprazol: consejos útiles que debes tener en cuenta si lo estás tomando

Teresa Rey

Foto: Bigstock

Jueves 9 de enero de 2020

5 minutos

Es necesario seguir la pauta que nos haya indicado el médico y tomarlo mejor durante la mañana

Consejos útiles que debes tener en cuenta si estás tomando Omeprazol
Teresa Rey

Foto: Bigstock

Jueves 9 de enero de 2020

5 minutos

El Omeprazol es un medicamento, y como tal y al igual que otros, puede tener efectos secundarios. Todos los fármacos los poseen. Del mismo modo que por un lado presentan un beneficio para la salud y su ingesta es necesaria para tratar enfermedades, por otro lado al ser productos químicos no están exentos de riesgos. Esto no quiere decir que quienes los toman vayan a experimentar estos efectos adversos, pero en los prospectos de los medicamentos deben aparecer indicados, porque los pacientes tienen que estar vigilantes por si al tomarlos sufrieran alguna indisposición, en cuyo caso lo deben de comunicar inmediatamente a su médico.

Su uso

Este fármaco contiene el principio activo que le da nombre, es decir, omeprazol, y pertenece al grupo de fármacos conocidos como “inhibidores de la bomba de protones”. Se utiliza para tratar trastornos como la enfermedad por reflujo gastroesofágico (ERGE), una patología en la que el ácido del estómago se traslada al esófago, el tubo que une la garganta con el estómago, y que genera por ello dolor, inflamación y ardor.

También se receta en casos de úlceras en la parte superior del intestino o del estómago, causadas por diversos motivos como por ejemplo la bacteria Helicobacter pylori y la ingesta de antiinflamatorios no esteorideos (AINEs). En estos casos, tanto si se ha producido, como para prevenirla en el caso de que se haya de ingerir estos productos como parte de un tratamiento.

Posibles efectos adversos

Entre los efectos secundarios frecuentes de la toma de Omeprazol destacan dolor de cabeza, diversas manifestaciones en el estómago o en el intestino, como diarreas, pólipos benignos en el estómago, estreñimiento, gases o flatulencia. En algunos casos, produce náuseas y vómitos. Son poco frecuentes otros como sensación de malestar general, fatiga, hinchazón en los pies o tobillos y trastornos del sueño.

Otra posible repercusión de frecuencia desconocida es la inflamación del intestino, dando lugar a diarrea. También, sobre todo si se toma durante un tiempo prolongado superior a tres meses, pueden disminuir los niveles de magnesio en sangre. Si esto sucediera podemos experimentar fatiga, contracciones musculares involuntarias, desorientación, mareos, convulsiones y aumento del ritmo cardiaco. En cuyo caso, lo mejor es consultar cuanto antes al médico.

Omeprazol

Cómo tomarlo

Se pueden dar otros, pero no siempre sucede así y no ocurre de la misma manera y con la misma frecuencia en todas las personas. Lo importante a la hora de tomarlo es seguir las indicaciones del médico, y respetar la posología que nos haya pautado. Es un medicamento que según se especifica en su prospecto se puede ingerir con el estómago vacío o con alimentos, es indiferente, y se recomienda hacerlo por la mañana.

Las cápsulas se tienen que tragar enteras con agua, sin masticarlas o triturarlas, pues contienen en su interior gránulos recubiertos que impiden que el medicamento se descomponga por la acción del ácido estomacal.

En el caso de tener problemas para tragarlo, hay que abrir las cápsulas y verterlas sobre medio vaso de agua o un zumo de frutas ácido como manzana, naranja o piña. Después se ha de agitar la mezcla que hay que tomarse inmediatamente o como mucho no dejar transcurrir más de 30 minutos después de prepararla. Tras beber el medicamento es recomendable volver a llenar el vaso de agua, enjaguarlo bien y beberse el agua de nuevo.

Hay que tomarlo de esta manera, por tanto, y tal como nos indique el médico. Debemos tener en cuenta que este fármaco no se prescribe para disminuir la acidez estomacal, por lo que no se debe recurrir a él con esta finalidad, sino por los trastornos indicado líneas arriba.

Ibuprofeno u omeprazol, ¿por qué las famacias está empezando a pedir receta?

Controles

En el caso de tener que usar el Omeprazol de una forma crónica con una dosis diaria fija, el médico deberá hacer un control. Para ello lo habitual es realizar análisis de sangre periódicos para ver si se está produciendo por ejemplo una carencia de algún micronutriente, es decir, de vitaminas y minerales. De la misma manera, es posible que se recomiende efectuar cada cierto tiempo una gastroscopia para vigilar si se ha formado algún pólipo que sea necesario eliminar.

Son varias las investigaciones que avalan la ingesta de este medicamento, y que han demostrado que sus beneficios superan a sus posibles riesgos o efectos adversos. No tomarlo, puede desencadenar otros problemas de salud importantes, ya que los ácidos estomacales pueden propiciar la aparición de patologías más complejas.

A través de los análisis de sangre que nos hagamos se verá si existen carencias, y en el caso de que así sea, el facultativo nos indicará si es necesario que nos suplementemos temporalmente para paliar las mismas. En líneas generales, se ha de mantener una dieta equilibrada, evitar el tabaco y limitar el consumo de alcohol.

Si percibimos que después de tomar Omeprazol durante un tiempo se producen algunos de los efectos secundarios indicados u otros que aparecen en su prospecto, es fundamental que informemos a nuestro médico. Este es quien mejor puede indicarnos qué opciones de tratamiento existirían para nuestro caso.