Medicina preventiva

Conoce estas pautas para tratar los tapones en los oídos

Marco Herrera

Foto: Bigstock

Miércoles 25 de septiembre de 2019

3 minutos

Los tapones de oídos suelen causar irritación o sensación de incomodidad y audición amortiguada

Pautas para tratar los tapones en los oídos

Oír con un oído taponado es una condición molesta que puede hacer que escuchar sea un desafío. Si bien un oído obstruido puede indicar una infección, también podría ser un signo de acumulación de cera, un cambio en la presión del aire o una infección sinusal. Una vez que descubras qué está causando el oído obstruido, será más fácil de tratar y probablemente evitarás que vuelva a suceder en el futuro.

Síntomas de tapón en el oído

Los oídos obstruidos generalmente causan irritación o sensación de incomodidad y audición amortiguada. Por lo general, no causan dolor, a menos que sufras una infección. Los tapones pueden provocar mareos, así que asegúrate de no hacer movimientos y giros rápidos si tienes este síntoma.

Protege tus oídos ante la llegada del frío con estos consejos

Tapones en los oídos

Si bien puede haber múltiples factores detrás de un oído obstruido, según Pfizer (@pfizer_spainla causa más común radica en los senos paranasales. Dado que los senos están conectados a los oídos, no sorprende que al estar congestionados puedan gotear en el canal auditivo, afectando la presión interna. Ya estés sufriendo un resfriado o alergias estacionales, la secreción nasal, la congestión y las infecciones sinusales suelen ser culpables.

Otras causas:

  • Bloqueo de la trompa de Eustaquio o infección del oído que conecta la nasofaringe (espacio en la parte posterior de la nariz) con el oído medio. Un bloqueo de la trompa de Eustaquio puede causar síntomas como estallidos, chasquidos, plenitud, dolor o zumbidos. 
  • Altitud. Un cambio rápido en la presión del aire puede causar un oído obstruido. La trompa de Eustaquio se encarga de igualar la presión. Sin embargo, cuando te expones a un cambio rápido de altitud, no siempre puede seguir el ritmo, lo que puede provocar un taponamiento.
  • Acumulación de cera. La cera del oído es pegajosa, pero esencial para la buena salud. Los principales trabajos de la cera incluyen: evitar la suciedad y los desechos y limpiar el canal auditivo. Cuando el cerumen se acumula y se seca, puede causar un tapón junto con dolor de oído, zumbidos y mareos. La razón principal de este bloqueo es el uso de hisopos de algodón. En lugar de limpiar la oreja, el hisopo empuja la cera de la oreja aún más profundamente en el canal, causando una oreja obstruida. 
  • Nadar. En algunos, la natación puede causar una infección. El agua que queda en el oído después de nadar puede resultar en un oído obstruido. También conocido como el oído de nadador, este bloqueo puede alentar el crecimiento de infección por bacterias u hongos.
Protege tus oídos ante la llegada del frío

Tratamientos para los tapones

Un oído obstruido a menudo se desbloqueará a medida que se regula la presión. Sin embargo, en los casos en que el tapón es persistente, es posible que quieras probar otras opciones para mejorar los síntomas. 

  • Bebe muchos líquidos. Cuanto más líquido consumas, más delgada será la mucosidad en tus senos paranasales. Esto alienta a la mucosidad a drenar en lugar de acumularse como congestión.
  • Toma un descongestionante. Dado que la causa principal de los tapones es la congestión nasal, alivia con un aerosol nasal. Cuidado: el uso del aerosol nasal durante más de tres días puede causar un efecto de rebote, lo que significa que causará una acumulación aún mayor.
  • Mantén húmedas las fosas nasales. Al hacerlo, la nariz puede ayudar a aliviar la presión y el dolor. Usa un aerosol nasal salino varias veces al día. 
  • Sonarse la nariz. Hazlo suavemente para no forzar la mucosidad de regreso al conducto nasal, lo que puede provocar una infección. Bloquea una fosa nasal y sopla por el otro lado.
  • Mantente erguido. Inclinarte hacia adelante hará que los senos y la presión del oído empeoren.
  • Evita la cafeína, el alcohol, la sal y el tabaco. Son diuréticos y pueden alterar la circulación, lo que puede afectar los oídos.
  • Elimina la cera adicional. Use un gotero de medicina para agregar unas gotas. De aceite mineral tibio o peróxido de hidrógeno al oído obstruido. Mantén la cabeza inclinada durante unos segundos, luego regresa a una posición vertical. La cera debe suavizarse.
  • Ejercita la mandíbula. Traga, bosteza o mastica chicle para abrir tus trompas de Eustaquio.
  • Antiinflamatorios. Los antiinflamatorios sin receta pueden ayudar a aliviar el dolor y la inflamación causados ​​por una infección del oído.
0

No hay comentarios ¿Te animas?