Medicina preventiva

¿Por qué el déficit o exceso de elementos traza produce alteraciones en la salud?

Teresa Rey

Foto: Bigstock

Viernes 23 de agosto de 2019

3 minutos

Son oligoelementos necesarios en pequeñas cantidades para que el organismo funcione correctamente

Por qué el déficit o exceso de elementos traza produce alteraciones en la salud
Teresa Rey

Foto: Bigstock

Viernes 23 de agosto de 2019

3 minutos

Los elementos traza u oligoelementos son un conjunto de micronutrientes o minerales esenciales que el organismo necesita en pequeñas cantidades para funcionar correctamente. Su absorción se produce a través de la dieta y ayudan a producir enzimas y hormonas, a regular los niveles de glucosa o intervienen en la formación de los huesos o los músculos, entre otros. Por otra parte, los minerales son necesarios para metabolizar proteínas, grasas o carbohidratos. Algunos de estos elementos traza son cromo, cobre, iodo, hierro, manganeso, selenio o zinc.

Conocerlos y analizarlos

A veces ocurre que se puede producir un déficit o un exceso de los mismos convirtiéndose en tóxicos, y en ambos casos se producen alteraciones de la salud. Es por ello que conocerlos y analizarlos en su conjunto es importante no solo en lo relativo a la salud laboral, donde estas sustancias juegan un papel crucial en algunas profesiones, sino también para diagnosticar y tratar enfermedades, aseguran desde la Sociedad Española de Medicina de Laboratorio (SEQCML @SEQC_ML). Además, su estudio permite “establecer valores de referencia en la población general, identificar tendencias y grupos de riesgo, e incentivar prioridades en investigación que ayuden a mejorar y promover la salud de la población”.

Gracias a los avances tecnológicos de los últimos años se han disminuido los límites de detección de estas sustancias, pero a su vez se está comprobando que se están produciendo efectos adversos sobre la salud a concentraciones más bajas de los elementos tóxicos.

Las otras son ricas en zinc (bigstock)

Carencias y excesos

Las deficiencias de los elementos traza pueden deberse a que las tierras donde se cultivan los alimentos carezcan de los minerales suficientes para luego al ser ingeridos por el cuerpo humanos los reciba en cantidades apropiadas. En otras ocasiones su origen se encuentra en una una dieta inadecuada o desequilibrada.

Un ejemplo de absorción defectuosa es la celiaquía pero también es posible que se manifieste tras aquellas operaciones donde es necesario retirar una parte del estómago.

Cuando se producen excesos, estos elementos traza se vuelven tóxicos y es algo que suele suceder en el ejercicio de algunas profesiones o incluso por la ingesta inapropiada de suplementos alimenticios. En otras ocasiones estos no se expulsan de forma correcta sobre todo a consecuencia de alguna enfermedad hereditaria o trastornos renales, de modo que algunos tejidos y órganos sufren daños.