Medicina preventiva

La OMS alerta sobre el dengue: qué es esta enfermedad y cómo afecta a los mayores

Teresa Rey

Foto: Bigstock

Miércoles 27 de noviembre de 2019

3 minutos

La frecuencia de los brotes de esta patología ha crecido de forma destacable en las últimas décadas

La OMS alerta sobre el dengue y su propagación qué es esta enfermedad y cómo la padecen los mayores

Soumya Swaminathan, uno de los portavoces de la Organización Mundial de la Salud (OMS), ha anunciado recientemente que el dengue ha alcanzado su “máximo histórico” en América Latina, presentando 2,7 millones de casos hasta octubre de 2019, entre los que se incluyen 1.026 mortales. La frecuencia de sus brotes ha crecido de forma considerable en las últimas décadas y en la actualidad “es la enfermedad viral transmitida por mosquitos, de propagación más rápida por el planeta”, según ha comunicado el experto. Por eso, se ha planteado la necesidad urgente de establecer nuevas estrategias para abordar este trastorno.

Los mosquitos que portan el virus

La OMS es muy clara en sus afirmaciones al aseverar que cerca de la mitad de la población del mundo puede desarrollar esta enfermedad. Es significativo que si bien en 1970 solo existía en nueves países, ahora es endémica en 128 regiones y afecta hasta 96 millones de personas cada año.

Esta enfermedad la transmiten unos mosquitos que han proliferado con gran rapidez entre las regiones de la OMS en los últimos años. El mosquito en concreto es de la especie Aedes aegypti, siendo las hembras quienes contagian el virus. En menor medida, también pueden contagiar los de la especie A. albopictus. Estos insectos transmiten a su vez la fiebre chikungunya, la fiebre amarilla y la infección por el virus de Zika.

El dengue es muy frecuente en los trópicos, aunque hay variaciones según la climatología de los terrenos. En los años 50 hubo una epidemia de dengue grave en Filipinas y Tailandia. Mientras que hoy en día se da sobre todo en Asia y América Latina, y se ha convirtiendo en la primera causa de hospitalización y muerte en niños y adultos en estos lugares.

El responsable del virus pertenece a la familia Flaviviridae, y posee cuatro serotipos muy emparentados. Al contraer la enfermedad se adquiere inmunidad de por vida frente al serotipo que la origina. No obstante, no ocurre lo mismo con los otros serotipos, ya que en estos casos es parcial y temporal.

Repelente de mosquitos

Los síntomas

Este trastorno es de tipo gripal afectando sobre todo a bebés, niños pequeños y adultos, pero tratada a tiempo y con los medios pertinentes rara vez resulta mortal, indican desde la OMS. Los síntomas son fiebre superior a los 40º C junto a otras dos manifestaciones más, que pueden ser dolor de cabeza muy intenso, dolor tras los globos oculares, dolores musculares y articulares, náuseas, vómitos, agrandamiento de ganglios linfáticos o sarpullido. Suelen aparecer al cabo de cuatro o diez días después de la picadura y se prolongan entre dos días y una semana.

El dengue se puede complicar tornándose grave y es cuando resulta mortal. Esto sucede porque se produce una extravasación o escape de plasma, provocando acumulación de líquidos, dificultad respiratoria, hemorragias graves o fallo orgánico. Estos problemas suelen surgir entre tres y siete días después de las primeras manifestaciones. En este caso se produce un descenso de la temperatura corporal inferior a 38ºC unido a otros síntomas como dolor en el abdomen, vómitos continuos, respiración acelerada, hemorragias en las encías, fatiga, inquietud y sangre en el vómito. Las primeras 24 y 48 horas son muy importantes porque pueden ser letales.

Tratamiento y qué sucede en las persona mayores

No hay un tratamiento específico. La mayoría de las personas con dengue se recupera en un par de semanas. Mientras se han de beber líquidos en abundancia, reposar y tomar fármacos para que la fiebre baje. En el caso de presentar los síntomas del dengue grave probablemente sea necesaria la hospitalización, y el paciente tiene que estar sometido a vigilancia además de ingerir líquido.

En las personas mayores se pueden presentar complicaciones si se tienen otras enfermedades como EPOC, hipertensión o trastornos cardiovasculares. Por lo tanto, si se viaja a zonas donde se puede producir el contagio se recomienda usar repelentes para insectos que tengan DEET, utilizar ropa que cubra los brazos, las piernas y los pies, y cerrar puertas y ventanas que no estén protegidas con mosquiteras.

Dengue y fumigación

La mejor prevención

La mejor manera de prevenir la enfermedad y su transmisión es luchar contra los mosquitos que provocan el dengue. Hasta ahora lo que se hace es tratar de evitar que estos insectos puedan reproducirse aplicando diferentes medidas, así como eliminar correctamente los desechos sólidos y los posibles hábitats artificiales. Hay que educar a la población de las regiones afectadas para que se mantengan limpios semanalmente los recipientes donde se almacena agua. También es vital hacer un uso correcto de los insecticidas y proteger el hogar con mosquiteras, así como recurrir a repelentes.

Una de las opciones que se está barajando es esterilizar a los mosquitos que transmiten el dengue empleando para ello la radiación. Es una técnica que ya se ha utilizado en el departamento de Agricultura de Estados Unidos para controlar plagas de insectos como la mosca mediterránea de la fruta o la mosca del gusano barrenador que ataca al ganado. Por el momento, se ha demostrado que este método es eficaz en la disminución de poblaciones de mosquitos, lo que a su vez implica una reducción de las picaduras en humanos.

0

No hay comentarios ¿Te animas?