Medicina preventiva

¿Te da miedo la resonancia magnética? Consejos para que los mayores superen esa ansiedad

Verónica Mollejo

Foto: Bigstockphoto

Miércoles 23 de octubre de 2019

2 minutos

Esta técnica se emplea para obtener información sobre la estructura y composición del paciente

Consejos para superar el miedo a la resonancia magnética

Para aquellos que nunca se hayan sometido a una y desconozcan sus cualidades, una resonancia magnética es una técnica no invasiva que permite obtener imágenes del interior del cuerpo humano para confirmar o descartar posibles enfermedades en el paciente.

Tal es su importancia en el ámbito sanitario que se ha convertido en una de las pruebas diagnósticas indispensables hoy en día. Además de proporcionar a los ciéntificos Peter Mansfiel y Paul Lauterbur el Premio Nobel de Medicina en 2003 por sus descubrimientos en la materia.

La resonancia magnética funciona gracias a la capacidad de los átomos de absorber o emitir energía al recibir la influencia de las señales de radiofrecuencia cuando se encuentran en un campo magnético muy intenso. Así, cada tejido responde de manera diferente a dicho proceso, pudiendo seleccionar la parte del cuerpo que más interese para obtener imágenes en forma de corte y proporcionar después un diagnóstico más certero.

A pesar de las ventajas que proporciona, pues ayuda a identificar problemas de salud como tumores, lesiones cerebrales, lesiones de la médula espinal, trastornos del ojo o esclerosis múltiple, entre otros; una resonancia magnética también puede provocar cierto miedo o ansiedad en el paciente, debido a sus escasas proporciones y el sonido estridente que emite durante el proceso.

Resonancia magnética

Cómo superar el rechazo a la resonancia magnética

Cerca de 80 millones de personas en todo el mundo deben someterse cada año a esta prueba, de los cuales muchos padecen claustrofobia o son personas mayores o niños que temen por la situación. Todo ellos pueden sufrir síntomas como temblores, falta de aire, opresión en el pecho o una necesidad forzosa de levantarse y salir corriendo, lo que dificulta el diagnóstico. ¿Qué puedes hacer para superar esta ansiedad?

  • Lo primero de todo es informarte en profundidad sobre la resonancia magnética, pues el desconocimiento generalizado hacia esta prueba es el principal responsable del miedo que provoca. Pregunta a tus médicos todo lo que necesites para afrontarte a ella de la manera más cómoda y segura posible.
  • A algunas personas les viene muy bien apoyar la cabeza en una almohada o cubrirse por completo con una manta para hacer el entorno más confortable y rebajar la frialdad que por norma tienen estas salas.
  • Según el Instituto Madrileño de Traumatología (IMTRA @imtraincoma), si el paciente es un niño o una persona mayor, puedes soliticar entrar a la sala con un acompañante, pues la prueba es totalmente inocua y no emite radiación.
  • Las técnicas de relajación mediante el control de la respiración también pueden ser de gran ayuda durante la prueba, al igual que los remedios naturales a base de hierbas naturales para librarte del estrés.
  • Y por último, siempre puedes pedir una resonancia abierta que "tiene más espacio, un tubo más corto y los cuatro lados están abiertos", explican desde el IMTRA.
0

No hay comentarios ¿Te animas?