Salud

¿Por qué es tan importante abrir las ventanas para evitar contagiarse de coronavirus?

65ymás

Lunes 27 de julio de 2020

3 minutos

Ventilar a diario nuestro hogar ayuda a la prevención de enfermedades

¿Por qué es tan importante abrir las ventanas para evitar contagiarse de coronavirus?

Ventilar a diario las habitaciones es una de las medidas prioritarias que incluye el Ministerio de Sanidad entre las recomendaciones necesarias para llevar un Estilo de Vida Saludable. Este organismo recuerda que este sencillo gesto contribuye a reducir los riesgos de posibles intoxicaciones, especialmente, en niños y personas mayores. Pero la necesidad de airear la casa a diario va más allá y también ayuda a la prevención de enfermedades, como el coronavirus.

Airear la casa –incluso en invierno– unos minutos cada mañana es un gesto básico que ayuda a renovar ese aire que, no hay que olvidar, hemos estado respirando toda la noche y del que hemos estado obteniendo el oxígeno que necesitamos para la vida. No solo ese aire está 'cargado', sino que la falta de ventilación durante largas horas, ha hecho que se concentren aún más, las posibles sustancias perjudiciales para la salud.

Malestar general, dificultades respiratorias, estrés, migrañas o incluso agravamiento de dolencias como catarros, gripes o bronquitis pueden derivarse de una deficiente ventilación en nuestro hogar. De hecho, el Instituto Nacional de Seguridad e Higiene en el Trabajo habla del Síndrome del Edificio Enfermo, edificios de oficinas o viviendas, que hacen que sus habitantes presenten una serie de problemas de salud que podrían estar relacionados con una insuficiente ventilación.

Aunque la ventilación por sí sola no previene contagios, sí es un elemento fundamental para disminuir la cantidad de virus que pueda mantenerse en el aire. Para lograrlo pueden hacerse dos cosas: aumentar la ventilación y/o reducir la cantidad de personas en un espacio. De acuerdo con la Federación Europea de Calentamiento, Ventilación y Aire Acondicionado (REHVA), una de las recomendaciones más importantes –y menos costosas– para prevenir la propagación del coronavirus es "garantizar la ventilación de los espacios de trabajo con aire exterior".

Eso significa tener ventanas y puertas abiertas permanentemente y, de ser posible, trasladar muchas de las actividades que usualmente ocurrían en el interior de los edificios al exterior; aprovechar terrazas, balcones, patios, estacionamientos, jardines, pasillos y corredores al aire libre.

Esta es la forma correcta de airear la casa por la mañana

¿Cómo ventilar la casa de forma correcta?

Conociendo ya los efectos positivos de esta práctica, es importante saber ahora cómo ventilar nuestra vivienda de forma correcta. Así, muchos consideran que dejar abierta la ventana un par de minutos por la mañana es suficiente. Nada más lejos de la realidad. Lo más acertado es renovar el ambiente varias veces al día, unas 3 o 4 según nuestras necesidades, y dejar que entre ese soplo de aire fresco durante unos 10 minutos para que circule la corriente por todos los rincones de nuestro hogar.

Por estancias, los lugares en los que dormimos son los que necesitan, por lógica, una mayor ventilación, ya que en esas habitaciones se acumula buena parte del CO2 que generamos cuando descansamos. Un sueño que resultará más reparador si ponemos en práctica este viejo truco: si notamos un ambiente enrarecido al acostarnos, podemos dejar que entre algo de oxígeno del exterior un par de minutos antes de dormir. Se despejará la calidad del aire y tendremos un descanso óptimo.

Seguimos por otras estancias de la vivienda. El baño, sobre todo si cuenta con salida al exterior, es importante que lo aireemos con frecuencia para secar la humedad acumulada y evitar el mal olor. Un hedor que se repite con más frecuencia en la cocina, algo que una buena corriente de aire permitirá liberar. Para el resto de dependencias, siempre podemos aprovechar la limpieza diaria para dejar que se vaya el polvo en suspensión, que se está generando con paso del plumero o el aspirador.

¿Es obligatorio llevar mascarilla dentro del coche si viaja más de una persona?

La ventilación en los coches

Hace unos meses, los investigadores estadounidenses Joseph Allen, Jack Spengler y Richard Corsi, publicaron en USA Today el resultado de modelar un escenario: ¿qué pasaría en un recorrido de 72 minutos en un automóvil donde hay una persona infectada de SARS-CoV-2 que tose cada tres minutos?

Los científicos encontraron que, si se mantenían las ventanas cerradas, el virus se acumulaba dentro del coche y que con cada vez que tosía la concentración aumentaba sin que se diluyera en el aire de manera significativa. Pero eso cambiaba cuando abrían una sola ventana poco más de siete centímetros; la cantidad del virus se mantenía en una concentración mínima dentro del vehículo.

Por eso, los autores recomiendan mantener abiertas las ventanas de los automóviles –incluido otro tipo de transporte como autobuses–, incluso si no hay una persona con síntomas; usar mascarillas en todos los recorridos, especialmente si subes a un taxi o VTC; y cuando se tenga que usar aire acondicionado, evitar la función de recirculación de aire.

0

No hay comentarios ¿Te animas?