Preguntas

Estos son los casos de eutanasia que conmocionaron a la sociedad española

Teresa Rey

Foto: Bigstock

Lunes 8 de junio de 2020

3 minutos

Ramón Sampedro fue el primero que planteó este dilema en la opinión pública a finales de los 60

Estos son los casos de eutanasia que conmocionaron a la sociedad española

La eutanasia es un tema controvertido que genera siempre debate, sobre todo cuando un caso se hace más conocido o mediático, ya que suele esconder historias complejas y dramáticas. En España, se han dado varias de estas situaciones siendo los protagonistas varios nombres que seguro tenemos en el recuerdo como por ejemplo Ramón Sampredo o José Antonio Arrabal.

Este es un breve repaso de lo que les acaeció a cada uno de ellos y de los motivos que les llevaron a adoptar esta desgarradora situación.

Ramón Sampedro

Ramón Sampedro, natural de Xuño en La Coruña, nació en 1943 y desde los 25 años de edad vivía postrado en una cama debido a una tetraplejia. Un 23 de agosto de 1968, se tiró de cabeza al agua desde una roca en la ría de la playa de As Furnas sufriendo un accidente que le dejó en dicho estado. Se rompió la séptima vértebra cervical, de modo que se quedó tetrapléjico y se fue a vivir a casa de sus padres donde bajo el cuidado de sus familiares pasó el resto de sus días.

A partir del año 1993, comenzó su lucha para conseguir el derecho a morir dignamente. Fue la primera petición de esta índole que llegó a la justicia española.  Solicitó a los juzgados de primera instancia de Barcelona y Noya que le quitaran las sondas que lo alimentaban o que un médico le recetara fármacos. Ambas peticiones se rechazaron por defecto de forma y acudió al Tribunal Constitucional que tampoco admitió su solicitud de amparo. Llegó a ir incluso a ir a la Comisión Europea de Derechos Humanos en Estrasburgo, sin embargo, la justicia no le escuchó en ninguno de los casos.

Así pues, Sampedro se las ingenió para desarrollar un plan para quitarse la vida de manera clandestina con la colaboración de varios amigos, de tal modo que ninguno de ellos pudiera quedar implicado y que pareciera que hubieron incurrido en algún tipo de delito. Días antes de morir se grabó con una videocámara en la que declaró que era plenamente consciente de sus actos y de lo que iba a hacer. Así, el 12 de enero de 1998 se encontró el cuerpo sin vida de Ramón, que murió tras haber tomado un vaso con cianuro.

EuropaPress 2644192 Varias personas de la organización `Derecho a Vivir´ se concentran frente al Congreso de los Diputados con una pancarta en la que se lee `StopEutanasia´ para protestar en contra de la despenalización de la eutanasia
Manifestación en contra de la eutanasia (Europa Press)

José Antonio Arrabal

José Antonio Arrabal, de 58 años, tenía esclerosis lateral amiotrófica (ELA) desde el año 2015 en el que se la diagnosticaron. Sabía que aquella enfermedad le dejaría prácticamente vegetal con el paso del tiempo. Grabó su suicidio para que se viera como lo llevaba a la práctica en la soledad. Además de ser un video donde se veía cómo se quitaba la vida fue también un alegato reivindicativo en el que pedía una ley que recogiera la eutanasia.

Arrabal llevaba meses planeando su suicido, que llevó a cabo mediante la ingesta de dos frascos de medicamentos adquiridos por internet, aprovechando un momento en el que su familia no se encontraba en casa. Él mismo hizo esta declaración sobre su condición: "No quiero llegar a un punto donde el sufrimiento sea inaceptable. Para mi vivir de esa manera no es vivir. Para vivir de esa manera prefiero no morir".

Lo preparó todo mientras se tomaba las dos pastillas que compró por internet en el año 2017. Primeo le dejarían dormido, y después le provocarían una para cardiorrespiratoria. Así, se podía ver su DNI, su historia clínica, su testamento, una carta al juez, un papel en el que se pedía la donación de su cerebro y una hoja que decía: “No reanimación”.

EuropaPress 2085857 Ángel Hernández que ayudó a morir a su esposa María José enferma de esclerosis múltiple durante el coloquio sobre sobre eutanasia y derecho a morir dignamente celebrado en el Teatro del Barrio de Madrid
Ángel Hernández, esposo de María José Carrasco (Europa Press)

María José Carrasco

La historia más reciente relacionada con la eutanasia la protagonizó María José Carrasco, que tenía esclerosis múltiple y falleció a los 62 años, después de 30 años luchando contra esta patología. Su maridoÁngel Hernández, la ayudó a dejar este mundo porque ella así lo deseaba. La ayudó a morir al darle pentobarbital sódico, el medicamento que acabó con su vida y que el matrimonio mantenía en su casa desde hacía unos años, a la espera de que se produjera un cambio en la ley sobre la eutanasia que tampoco llegó. Los dos grabaron un vídeo en el que explicaban por qué la mujer deseaba quitarse la vida. Y después, Ángel le administró la sustancia que acabaría definitivamente con ella. 

Maribel Tellaetxe

Maribel Tellaetxe, era una mujer de Portugalete, enferma de alzheimer, y cuya familia luchó durante mucho tiempo para que se legalizara la eutanasia. Cuando falleció con 75 años llevaba cerca de 17 años luchando contra la enfermedad. De hecho, fue ella la que solicitó a sus familiares que cuando no los reconociera que la ayudaran a deja este mundo, sin embargo, la ley tampoco lo contemplaba y no consiguió que se cumpliera su deseo. Finalmente falleció en el año 2019 en el Hospital San Juan de Diós en Santurtz.

1
juan manuel santos piñeiro Hace 24 días
tengo el testamento vital registrado desde hace años y soy socio activo de DmD.