Preguntas

¿Cómo y en qué momento se puede retirar el Port a Cath?

Teresa Rey

Foto: Bigstock

Lunes 2 de septiembre de 2019

3 minutos

Con este método se evitan las molestias de un catéter externo y puede tenerse varios años

Cómo y en qué momento se retira el Port a Cath
Teresa Rey

Foto: Bigstock

Lunes 2 de septiembre de 2019

3 minutos

Un Port a Cath es un dispositivo que se coloca para proporcionar un acceso venoso permanente. Es un reservorio implantado subcutáneamente y de forma quirúrgica, para poder introducir de forma continua medicamentos, nutrientes, productos diferentes o también para hacer extracciones. Con este método lo que se busca es que en aquellos pacientes que por su enfermedad van a necesitar este acceso de una forma habitual se les eviten las molestias de un catéter externo o punciones frecuentes.

Por qué se coloca

Este tipo de vía venosa es habitual en pacientes que deben recibir quimioterapia, sangre o derivados y otra serie de administraciones de forma continuada. Su indicación dependerá de la estimación y diagnóstico de los médicos que estén tratando al afectado.

Está elaborado con materiales diversos como acero quirúrgico, titanio o poliéster plástico y posee una membrana de silicona autosellable a la que se conecta un catéter flexible que se introduce en una de las venas según el lugar escogido para su ubicación. Normalmente se coloca en la región cérvico-torácica ya que necesita un apoyo que en esta zona en concreto es facilitada por los huesos de las costillas.

quimioterapia venas

Breve intervención

La colocación de un Port a Cath se realiza por medio de un procedimiento quirúrgico que requiere de anestesia local o sedación, de tal modo que tras la cicatrización el paciente solo notará que posee una prominencia bajo la piel.

Como todo proceso quirúrgico puede presentar alguna complicación pero no suele ser frecuente. Así por ejemplo, a veces aparecen hematomas, en algún caso neumotórax o se pueden dar infecciones o hemorragias, entre otras.

Una vez colocado en un principio no proporciona ninguna molestia de modo que se puede desarrollar una vida normal. Sí hay que tener en cuenta que en el caso de que el dispositivo posea titanio puede sonar cada vez que se pase por un detector de metales.

Cuándo se retira

La duración de esta vía, con el cuidado adecuado y si no surgen problemas, se prolonga durante todo el tiempo que sea necesario para completar el tratamiento. Si así se requiere este dispositivo puede estar colocado durante varios años.

El médico es el que pautará cuándo hay que retirarlo y se hará también mediante una leve intervención quirúrgica a través de anestesia local.