Preguntas

¿En qué consiste la terapia Gestalt y cómo aplicarla en personas mayores?

Marco Herrera

Foto: Bigstock

Jueves 11 de julio de 2019

3 minutos

Puede ayudar a los pacientes con problemas como la ansiedad, la depresión o la autoestima baja

trabajar la resiliencia
Marco Herrera

Foto: Bigstock

Jueves 11 de julio de 2019

3 minutos

La terapia Gestalt es un enfoque de la psicoterapia centrado en el paciente y que ayuda a estos a centrarse en el presente y entender lo que realmente está sucediendo en sus vidas en ese momento, en lugar de lo que perciben que está sucediendo según la experiencia pasada.

En lugar de simplemente hablar de situaciones pasadas, se alienta a los pacientes a que las experimenten, normalmente a través de la recreación. A través del proceso de Gestalt, los pacientes aprenden a ser más conscientes de cómo sus propios patrones de pensamiento y comportamientos negativos están bloqueando la verdadera autoconciencia, lo que les lleva a situaciones de infelicidad.

Cuándo se pone en práctica

La terapia Gestalt puede ayudar a los pacientes con problemas como la ansiedad, la depresión, la autoestima, las dificultades para relacionarse e incluso los problemas físicos como migrañas, colitis ulcerosa y espasmos en la espalda. Los buenos candidatos para la terapia Gestalt son aquellos que están interesados en trabajar en su autoconciencia, pero pueden o no entender el papel que desempeñan en su propia infelicidad e incomodidad. Las técnicas Gestalt se utilizan a menudo en combinación con trabajo corporal, danza, arte, drama y otras terapias.

Cómo solicitar cambio de médico

En personas mayores

La depresión y la ansiedad son trastornos emocionales que se presentan con frecuencia en pacientes mayores. Sus causas pueden variar desde puramente psicológicas (es decir, las personas mayores no pueden o no saben cómo manejar los cambios sociales que acompañan a la vejez) hasta las físicas (es decir, las personas mayores se debilitan físicamente y, a veces, contraen enfermedades crónicas), o una combinación de ambas. 

Las necesidades de desarrollo y los problemas psicológicos inherentes a edades avanzadas se abordan desde una perspectiva Gestalt. La etapa más madura de la vida está particularmente sujeta a los principios de la terapia Gestalt, ya que es cuando los pacientes se enfrentan a problemas de autoabsorción, asuntos pendientes, pérdida de control, vida en el pasado, polaridades no resueltas y cierre. Esta terapia enfoca a nuestros mayores a buscar y encontrar un sentido y motivación a su existencia, haciéndolos valorarse y motivándolos para un envejecimiento más activo y feliz.