Preguntas

Las plantas con propiedades diuréticas, ¿son siempre aconsejables?

Mariola Báez

Viernes 7 de febrero de 2020

2 minutos

Algunas plantas medicinales son efectivas a la hora de tratar problemas de retención de líquidos

Plantas diuréticas (bigstock)

El poder curativo de las plantas es algo conocido y utilizado por el hombre desde la antigüedad. Su uso sigue siendo habitual como remedio casero para tratar múltiples dolencias y también en forma de extractos incorporados a productos diversos incluyendo medicamentos basados en la fitoterapia. En el caso de las plantas diuréticas, su principal propiedad es la de favorecer la acción renal, incrementando su tasa de filtración y ayudando así a la eliminación de toxinas a través de la orina.

Equiseto (más conocida como cola de caballo), ortiga, diente de león... son algunas de las plantas cuyas raíces y hojas han demostrado poseer propiedades diuréticas destacables. Es importante recordar que, aunque se trate de elementos que proceden de la naturleza, sus efectos pueden llegar a ser tan potentes como los de un fármaco, sobre todo si se ingieren en cantidades no recomendables. En este sentido, la Fundación Española de Nutrición (FEN) recuerda que los diuréticos provocan una pérdida importante de los líquidos del organismo y que no se debe recurrir nunca a ellos como método de adelgazamiento.

Las plantas diuréticas más efectivas

Una infusión de alguna de estas plantas puede venir realmente bien para aliviar problemas puntuales de retención de líquidos. Su acción diurética también puede resultar beneficiosa en casos de infecciones bacterianas en las vías urinarias e incluso cuando existe lo que llamamos “arenilla" o piedras en el tracto urinario.

Además, en dolencias específicas, como por ejemplo la gota, provocada por la acumulación en el organismo de ácido úrico, estas infusiones pueden ser de gran ayuda. En cualquier caso, y especialmente si la idea es recurrir a medicamentos (pastillas) basados en extractos de estas plantas, la consulta con el médico y/o farmacéutico es más que aconsejable, ya que no todas las hierbas son iguales y algunas podrían presentar contraindicaciones.

Entre los diuréticos naturales más efectivos, la cola de caballo es una de las más potentes y eficaces. También, entre las más poderosas, destacan la ortiga y el diente de león, esta última realmente eficaz por su alto contenido en potasio. De las menos conocidas que suelen tomarse en infusión y poseen importantes propiedades diuréticas, hay que incluir, además, el ortosifón y el té de Jávea.

Cuándo tomarlas y cuándo no

Los expertos señalan la importancia de conocer los efectos que cada una de estas plantas provoca en el organismo. Tal como señalan distintas instituciones, entre ellas, el Ilustre Colegio de Farmacéuticos de Sevilla algunas no solo eliminan agua, sino también sales minerales esenciales, algo que podría provocar un serio desequilibrio en los electrolitos y ácidos de nuestro organismo.

0

No hay comentarios ¿Te animas?