Preguntas

¿Qué beneficios tienen los juegos de mesa para la salud?

Teresa Rey

Miércoles 4 de diciembre de 2019

2 minutos

Además de ser una actividad lúdica y social hacen que nuestro cerebro esté activo

Qué beneficios tienen los juegos de mesa (BigstocK)

El parchís, el ajedrez o las damas, los juegos de cartas, el dominó… Son juegos de mesa, pero también hay otros como Catán, el famoso Monopoly, el Trivial Pursuit, etcétera. Todos ellos ofrecen beneficios para la salud desde distintas perspectivas. Tal vez jamás lo hubiéramos pensado, pero son una excelente alternativa de ocio que nos ayudan a mantener un cerebro sano, según la Sociedad Española de Neurología.

Principales beneficios

Cuando nos juntamos con un grupo de amigos y decidimos compartir una mañana o una tarde de juegos de mesa, estamos haciendo una actividad saludable por diversos motivos.

Por un lado, estamos trabajando la memoria, tenemos que pensar, recordar las cartas que tenemos, las jugadas que hemos hecho o las que ha realizado nuestro contrincante. Estimulamos la actividad cerebral, pues debemos planificar los pasos que vamos a dar, ya que tenemos un objetivo, que es ganar la partida. Se trabaja el razonamiento lógico y además la concentración, indican los expertos.

Otro de los beneficios de los juegos de mesa es que interactuamos con más seres humanos. Es una actividad social que requiere de varias personas y que tiene un componente lúdico importante. Del mismo modo, hay que respetar unas normas o unas reglas, y todo ello en su conjunto es positivo y permite mantener el cerebro activo.

Del mismo modo, pueden ser una forma de aumentar el vínculo familiar, entre padres e hijos, abuelos o nietos, o todos a la vez. Un juego de mesa es una excusa perfecta para pasar una jornada en familia de forma amena y divertida, fomentando de este modo los vínculos afectivos.

Juegos de mesa y enfermedades neurológicas

Los juegos de mesa se pueden emplear también de forma terapéutica en algunas enfermedades neurológicas como el alzhéimer o en casos de ictus. Ahora bien, en estas situaciones se emplean con otras finalidades aparte de fomentar la interacción social. Se deben adaptar a las necesidades del paciente y tienen como objetivo la estimulación cognitiva y establecer un vínculo más cercano entre enfermo y terapeuta. Hay que buscar la flexibilidad para amoldarse a cada caso y, sobre todo, procurar que la actividad sea placentera.

En un estudio del año 2003, publicado en el New England Journal of Medicine sobre la influencia de realizar actividades lúdicas para prevenir la demencia, se concluyó que las personas que participaban en juegos de mesa como por ejemplo el ajedrez tenían un 75% menos de riesgo de desarrollar alzhéimer u otras demencias.

0

No hay comentarios ¿Te animas?