Preguntas

¿Qué efectos produce el azúcar en la salud cerebral de los mayores?

Teresa Rey

Foto: Bigstock

Domingo 16 de febrero de 2020

3 minutos

Un estudio ha constatado que esta sustancia afecta a la materia gris si abusamos demasiado de ella

Qué efectos produce el azúcar en la salud cerebral de los mayores

De sobra es sabido que un exceso de azúcar es perjudicial para el organismo en general. Hay estudios que ha constado que si nos sobrepasamos con el dulce se incrementa por ejemplo el riesgo de padecer el síndrome metabólico, un fenómeno que se produce por un grupo de factores de riesgo relacionados con enfermedad cardíaca, diabetes y otros problemas de salud.

Tener, por ejemplo, un nivel elevado de azúcar en sangre es uno de los elementos de riesgo de este síndrome y esta condición puede desencadenar a su vez en una diabetes. Además de todo esto, se cree que el azúcar afecta también al cerebro siempre que se consuma a niveles elevados, y lo hace de la misma forma que las drogas. Así se afirma en un nuevo estudio en el que se ha verificado esta influencia de lo dulce en la materia gris tanto de jóvenes, adultos como mayores.

Efectos similares a las drogas

Investigadores de Universidad de Aarhus (Dinamarca) han publicado un estudio en la revista Scientific Reports, en el que aseguran que esta sustancia influye en los mismos circuitos de recompensa cerebral que las drogas. El análisis se realizó sobre un grupo de siete cerdos que ingirieron a lo largo de doce días dos litros diarios de agua azucarada. Primero se tomaron imágenes de los cerebros de los animales al comienzo de las tomas, lo mismo se hizo el primer día después de las mismas, y al concluir el estudio.

Se recurrió a los cerdos porque su cerebro es más complejo que el de un roedor, además de que funciona de forma similar al de un humano. Del mismo, modo son cerebros más grandes y esto permite obtener imágenes de estructuras cerebrales profundas usando escáneres que se emplean en las personas.

Tras los doce días que duró el experimento se apreciaron cambios en los sistemas de dopamina y opioides del cerebro. Este último, que constituye además una parte de su química vinculada al bienestar y al placer, ya estaba activado tras la primer ingesta, aseguran los investigadores.

Jarabe de maíz, dextrosa, melaza...todo es azúcar 2

Depresión

Esto es uno de los posibles efectos que puede tener el azúcar en el cerebro de las personas, pero no es el único. En el mismo medio, se publicó en 2017 una investigación realizada por científicos del Colegio Universitario de Londres, en la que se demostraba que los hombres que gustaban de consumir productos azucarados incluidos dulces y refrescos, tenían un mayor riesgo de padecer depresión y trastornos del estado de ánimo a largo plazo.

Si bien aún se han de realizar más análisis sobre la influencia de este elemento en el ámbito psicológico, los investigadores aseguran que tomar azúcar en cantidades considerables produce un aumento rápido y descenso ulterior de los niveles de glucosa en sangre, algo que si se repite de forma continuada y crónica sí puede desembocar en problemas de salud a largo plazo.

Además, en el caso de las personas mayores hay que destacar que los procesos del envejecimiento afectan al metabolismo de los nutrientes, de forma que la dieta debe estar perfectamente adaptada a la situación de cada mayor. “Si a esto le añadimos la falta o incapacidad de realizar ejercicio físico, la presencia de enfermedades o la polimedicación; se puede potenciar mucho más la aparición de hiperglucemias, modificaciones en la resistencia a la insulina o el desarrollo de diabetes”, explican varios experto en el documento El azúcar en los distintos ciclos de la vida: desde la infancia hasta la vejez.

Desde Londres, los científicos advertían además que una alimentación rica en azúcar podría afectar a la capacidad de regeneración del sistema nervioso. Esto se fundamenta en los datos obtenidos en el mencionado análisis, donde se apreciaron modificaciones en ciertos marcadores inflamatorios y en el nivel de un factor cerebral que desempeñarían cierta función en el origen de la depresión.

Es importante controlar los niveles de azúcar en sangre

Menos tejido cerebral

En la Universidad de Pennsylvania (Estados Unidos), un estudio que apareció en la revista científica Radiology, halló que las personas con diabetes tipo 2 prolongada y con niveles altos de azúcar en sangre disponían de menos tejido cerebral que aquellos que presentaban formas más leves de esta patología. Así es lo que se observó en las imágenes por resonancia magnética de sus cerebros.

Los pacientes diagnosticados durante 15 años o más mostraban menos materia gris que aquellos a los que se les había detectado la enfermedad hacía cuatro años. Además, constataron que por cada 10 años que una persona tiene diabetes, el cerebro envejece dos años más que quienes poseen edades similares y no tienen este trastorno.

No se sabe con exactitud cómo es posible que la diabetes actúe de este modo sobre el tejido cerebral, pero los expertos apuntan que cuando se dispone de niveles altos de azúcar se generan más radicales libres, y esto podría aumentar a inflamación y contribuir a la aceleración en la desaparición de las células cerebrales mayores.

0

No hay comentarios ¿Te animas?