Preguntas

¿Qué es la estimulación sensorial y cómo puede ayudar a los mayores?

Teresa Rey

Foto: Bigstock

Viernes 3 de abril de 2020

4 minutos

Es una terapia para potenciar los estímulos a través de la potenciación de los distintos sentidos

Qué es la estimulación sensorial y cómo puede ayudar a los mayores

La estimulación sensorial o Snoezelen, es una terapia que tiene como finalidad fomentar los estímulos a través de la potenciación de los sentidos mediante la utilización de unos espacios concretos. La palabra snoezelen proviene del holandés y es la contracción de dos términos “snuffelen", cuya traducción es similar a “oler”, y "doezelen" que significa "relajar". Se desarrolló en la década de los años 70 y se practica en un espacio habilitado para ello.

Estimular los sentidos

Lo que busca por tanto esta forma de tratar es proporcionar a las personas por medio de estímulos sensoriales una sensación de bienestar a partir de estos y de la relajación. Realmente esta técnica lleva practicándose por los humanos desde hace mucho tiempo, ya sea a través de masajes, aromaterapia, colores o música. Sin embargo, fue a finales de 1970 cuando comenzó a trabajarse el concepto snoezelen, que enseguida fue asimilado por otros países nórdicos y más adelante por Estados Unidos, Canadá y Australia. En España, comenzó a introducirse a partir del presente siglo.

La terapia consiste en la creación de una serie de espacios de modo que se establece un entorno controlado en el que se establecen un conjunto de estímulos multisensoriales. Estos se conocen como salas sensoriales o Entornos Multi-Sensoriales (MSE, por sus siglas en inglés). Cada uno de ellos se habilita con un grupo de elementos que hacen posible vivir una serie de experiencias en la que se activan los sentidos del oído, el gusto, el olfato, la vista y el tacto, junto con el movimiento. Todo ello se hace de forma pautada y cada experiencia se puede adaptar según las necesidades terapéuticas de cada paciente.

Estos entornos se encuentran adaptados específicamente con material técnico preparado para recibir esta terapia y generar distintas experiencias sensoriales. Así se emplean una combinación de luces, sonidos, burbujas, vibraciones por medio de sillas o camas, se expanden distintos aromas, interruptores que dan lugar a interacciones y se utilizan objetos con formas diversas como fibras ópticas que se trenzan, entre otros elementos.  Por un lado se trabaja la estimulación de los sentidos y, por otro, se puede destinar simplemente a la relajación. En función de lo que se necesita se recurre a cada uno de estos artículos.

Estimulación sensorial

¿Qué se utiliza?

Los elementos ópticos como las luces, las imágenes y los colores se utilizan para trabajar la vista. Aquellos materiales que ofrecen texturas diversas, que cambian de temperatura o que vibran, son para el tacto. El sonido, las melodías que imitan distintos ambientes, come el sonido del agua y el mar, se emplean en los casos de problemas con el sentido del oído. En lo que se refiere al gusto se recurre a la aromaterapia y sus distintas posibilidades. Estos son solo algunos ejemplos pues cada uno de estos espacios puede habilitarse de distintas maneras para conseguir unos objetivos específicos.

En un principio este método se empleó para el abordaje de adultos con discapacidades neurológicas, pero hoy en día su ámbito de aplicación es muy amplio. Ahora en estas salas se trata a personas con autismo, que presentan lesiones por traumas cranoencefálicos, que han padecido un ictus, individuos con limitación en el movimiento o quienes presentan algún trastorno de audición y visión, así como en casos de demencias o de Alzheimer. Las personas mayores que padezcan alguna de estas afecciones pueden beneficiarse de igual modo del snoezelen. También aquellas que tengan algún tipo de alteración cognitiva o algún grado de discapacidad.

En el caso concreto de la enfermedad de Alzheimer un estudio realizado por expertos de la Universidad de Salamanca (@usal) llamado Terapia sensorial auditiva en pacientes de Alzheimer, demostró que la estimulación sensorial auditiva puede ser una buena forma de intervenir en las demencias para aumentar el nivel de arousal (nivel de excitación cortical y alerta) y la capacidad atencional de los pacientes con demencia.

“En este estudio de resultados previos vemos que la capacidad atencional mejora significativamente en personas que han pasado por este procedimiento de intervención, algo que no ocurrió con el grupo control de pacientes que no recibió esta intervención. Por ello, concluyeron que la terapia sensorial auditiva funciona del mismo modo que otras similares aumentando el nivel de arousal y plasticidad neuronal de los pacientes.

La técnica de la relajación muscular progresiva ayuda a aliviar el estrés acumulado

La relajación

Según la Asociación de Estimulación Sensorial y Snoezelen, con los espacios multisensoriales se ayuda a promover la relajación de los pacientes. A que desarrollen la confianza en sí mismos y a potenciar su autocontrol. En general, son lugares que proporcionan una sensación de bienestar y ocio, y que incentivan la comunicación. Ayudan además a reducir los cambios y las alteraciones conductuales, aparte de incrementar el tiempo de atención y concentración.

Esta terapia se entiende como una herramienta más a la que pueden acceder personas con este tipo de patologías, y con el objetivo de alcanzar una mejor calidad de vida. Uno de sus aspectos más positivos es que como son entornos que ayudan a que el afectado se encuentre más relajado, esta sensación incide de forma positiva en su estado general y en la evolución de su enfermedad.

0

No hay comentarios ¿Te animas?