Preguntas

Risoterapia o la terapia de la risa, ¿para qué sirve?

Teresa Rey

Jueves 5 de diciembre de 2019

2 minutos

La risa tiene muchos beneficios para la salud y como terapia ayuda a aliviar algunos trastornos

Aumenta la satisfacción con su vida de los españoles mayores de 65 años

Todos lo hemos comprobado, después de una buena carcajada nos sentimos mejor. Nuestro humor cambia, al igual que cuando alguien nos atiende y nos regala una enorme sonrisa. Esto nos reconforta, de pronto vemos las cosas de otro color y nuestro optimismo aumenta. Reír nos aleja de emociones negativas y es por ello que la risa puede emplearse también como terapia. La risoterapia contribuye a que nuestro bienestar sea mayor además de aportar otros beneficios mentales.

Qué es la risoterapia

La risoterapia es una técnica que trabaja con la risa de forma terapéutica, no como un fin, sino como un medio, complementándola con actividades grupales y de juego. Su finalidad es conseguir un mayor autoconocimiento interno y un mayor crecimiento personal, explican desde la Escuela de Risoterapia de Madrid.

Estar de buen humor libera las tensiones y cuando estamos relajados somos capaces de ver las cosas con más claridad y de otro modo. Nuestra mente se llena de energía. La risoterapia, en definitiva, es una forma de trabajar las emociones.

Además de la risa se recurre al juego o a técnicas vivenciales que están relacionadas con el conocimiento o la expresión corporal, meditaciones, mindfulness o la danza, entre otros. Las sesiones se suelen realizar en talleres grupales donde se comparten experiencias.

Beneficios de la risoterapia

La risa aplicada de un modo terapéutico busca aportar distintos beneficios según los expertos:

  • Mejorar tu actitud ante la vida. Trata de ayudarte a ver las cosas desde otro punto de vista. Esto incide en tu estado anímico que también se transforma, te vuelves más positivo.
  • Disminuir los niveles de estrés. Con una actitud alegre ante la cotidianeidad nos relajamos y afrontamos las adversidades de otra manera.
  • Sentirte más enérgico. Al estar más tranquilo concentras tus pensamientos en lo verdaderamente importante y esto hace que te encuentres con más ganas de hacer, de experimentar, de probar.
  • La motivación también experimenta un cambio. Por todo lo dicho anteriormente, la clave es conseguir que nuestra perspectiva frente a la existencia se modifique y esto haga que nos sintamos más motivados.
  • Al focalizarte en lo esencial y estar más centrado, tu creatividad comenzaría a florecer. Te notas más seguro de ti mismo.
  • Empiezas a ver que tal vez tus creencias estaban algo equivocadas y que te limitaban todos los días sin apenas darte cuenta.
0

No hay comentarios ¿Te animas?