Preguntas

Sonambulismo en adultos: ¿por qué motivos se produce?

Teresa Rey

Foto: Bigstock

Jueves 18 de julio de 2019

2 minutos

Cuando aparece en la edad adulta se asocia a algún otro trastorno del sueño o a varias patologías

Sonambulismo en adultos por qué se produce

Caminar en la oscuridad mientras estamos dormidos, es decir, el sonambulismo, es un trastorno del sueño que suele darse en niños de hasta 7 o 10 años como mucho, aproximadamente. No obstante, también puede darse en adultos por diversos motivos y junto a otros problemas relativos al sueño u otras patologías.

Otras enfermedades

En una persona sonámbula, el cerebro está despierto de manera parcial, por eso podemos ver que realiza actividades como levantarse, caminar o incluso vestirse, pero todas ellas sin tener consciencia plena. Por eso al día siguiente no se acuerdan de nada.

En el caso de los adultos a veces esta manifestación no se distingue de otras alteraciones del sueño y en ocasiones se acompaña de actuaciones violentas, dañando al propio afectado o a su entorno.

Los antecedentes familiares pueden ser un motivo de sonambulismo en adultos, pero también afecciones como apnea o los ronquidos, la falta de descanso o las interrupciones continuas del mismo. Algunos medicamentos que actúan en las fases profundas del sueño lo favorecen, ya que este fenómeno se produce durante esta fase.

El estrés o la fatiga, la ingesta de alcohol o estupefacientes, ciertas enfermedades mentales e incluso demencias o trastornos neurodegenerativos en el caso de personas mayores, se han asociado también a este trastorno.

Antes de iniciar un tratamiento se debe analizar la causa de su aparición. Si se debe a alguna otra patología habrá que empezar por abordarla, o si es por el consumo de fármacos diversos será necesario realizar una modificación de los mismos. Si el trasfondo es psicológico lo más apropiado será empezar la terapia que determine el facultativo especializado.

Sonambulismo y apnea del sueño

Prevenir episodios

A la par se aconsejan distintas actuaciones para limitar la aparición de los episodios de sonambulismo. La primera que debemos apuntar es la de mantener una higiene del sueño saludable con unos horarios fijos, sin intermitencias y procurando dormir al menos entre 7 y 8 horas.

Si estamos estresados, hay varias fórmulas para relajarse, se pueden aprender técnicas de respiración o realizar actividades que nos gusten o que nos ayuden a olvidarnos durante un tiempo de los problemas que nos están afectando. Tampoco está de más incluir medidas de seguridad en casa para evitar tropiezos o caídas durante la noche.

0

No hay comentarios ¿Te animas?