Preguntas

¿Qué significa tener un soplo en el corazón? ¿Es algo peligroso?

Mariola Báez

Foto: Bigstockphoto

Sábado 27 de julio de 2019

1 minuto

Un soplo funcional, en principio, no reviste riesgo, pero en personas mayores requiere una revisión

Crean un hidrogel que podría aliviar las dolencias cardíacas

Lo que comúnmente se conoce como soplo en el corazón suele ser algo inocuo, porque no es más que el ruido que hace la sangre al pasar por las distintas válvulas y cavidades del corazón. Esas “turbulencias”, que crea el flujo sanguíneo a su paso, pueden resultar audibles, especialmente en niños o en personas jóvenes delgadas. En una revisión rutinaria, el cardiólogo puede escuchar ese “soplo” al auscultar con el fonendoscopio, pero la Fundación Española del Corazón (@cuidarcorazon) insiste en que, en sí mismo, un soplo no es una enfermedad, ni tiene porqué ser un indicio de una cardiopatía.

¿Los soplos en personas mayores son peligrosos?

Los soplos en adultos mayores no son algo que ocurra con frecuencia, pero, como señala la Sociedad Española de Cirugía Torácica y Cardiovascular (@SECTCV), el corazón es un órgano complejo que requiere un gran número de nutrientes y oxígeno para su correcto funcionamiento. Por eso, cualquier sonido que pueda detectarse debe ser debidamente comprobado, para descartar anomalías que tengan consecuencias para la salud.

Soplo en el corazón

Ese ruido “inocente”, que generalmente deriva de la propia circulación sanguínea que alimenta el corazón, no suele escucharse en personas de edad avanzada, por lo que si ocurre, el cardiólogo determinará las pruebas necesarias que consigan determinar su origen, entre ellas un electrocardiograma.

Un engrosamiento o pérdida de elasticidad en las válvulas, que permiten el paso de la sangre de una cavidad a otra del corazón, podría provocar su mal funcionamiento, obstaculizando el flujo sanguíneo e incluso generando un retorno anómalo.

Este tipo de patologías también podrían hacer que el cardiólogo llegase a escuchar soplos pero, en estos casos, no serían soplos funcionales sin importancia, como ocurre con niños y jóvenes, sino soplos patológicos a los que hay que prestar atención, porque sí podrían poner sobre aviso respecto a algún problema cardiaco.

Especialmente si aparecen en una persona mayor, que no ha seguido hábitos saludables (el tabaco o una dieta con exceso de grasas) o que sufre alguna patología ya diagnosticas (hipertensión, arritmias…), averiguar su origen resulta una imprescindible medida de prevención.

0

No hay comentarios ¿Te animas?