Consumo

Donar alimentos ‘online’ a la vez que compramos en el súper

Agus Calvet

Lunes 31 de agosto de 2020

3 minutos

La cadena de tiendas de proximidad Consum inicia un proyecto piloto solidario

consum online
Agus Calvet

Lunes 31 de agosto de 2020

3 minutos

La cooperativa de supermercados de origen valenciana Consum, junto con FoodRation4All, han puesto en marcha, de forma pionera en España, el proyecto ‘Nadie Sin Su Ración Diaria’, un sistema piloto innovador para donar alimentos de forma virtual y favorecer la integración de las personas en riesgo de exclusión social.

Esta iniciativa ha contado también con la colaboración del Banco de Alimentos de Castellón, la Universidad Jaume I de Castellón, la Diputación de Castellón y el ayuntamiento de esta localidad.

Las donaciones económicas se podrán realizar a través de la máquina digital de donaciones que se encuentra colocada en el supermercado Consum, o bien a través de la app ‘Nadie Sin Su Ración Diaria’, disponible para Google Play y Apple Store y habilitada para utilizarse desde cualquier ubicación, sin necesidad de estar en un supermercado.

El dinero recaudado es gestionado por el Banco de Alimentos de Castellón, que lo traslada a tarjetas monedero canjeables en cualquier establecimiento Consum. Estas se repartirán entre las personas beneficiarias de forma estricta y controlada, para que sean ellos quienes puedan ir al supermercado a adquirir los productos (alimentos perecederos y no perecederos) que necesiten para poder realizar una dieta diaria y equilibrada, así como productos de las secciones de higiene básica e infantil.

La trazabilidad de las donaciones se controla mediante una plataforma blockchain diseñada en exclusiva para el proyecto ‘Nadie Sin Su Ración Diaria’, hecho que aporta transparencia a todo el sistema, desde el momento de la donación hasta el uso de las tarjetas monedero en los propios supermercados.

Los donantes van a poder conocer en todo momento en qué estado se encuentra su donación, pudiendo consultar si ya ha sido consumida e, incluso, en qué supermercado se ha realizado la compra por parte de la persona beneficiaria. Este nuevo sistema provoca la reducción de las emisiones de CO2 que se emiten a la atmósfera a lo largo del proceso de recogida y entrega, al eliminar cerca del 95% del transporte logístico de alimentos, y evitando también el desperdicio de alimentos derivado.