Cartas al director

No existe pleno reconocimiento de los sindicatos

José María Gómez Claro

Miércoles 27 de abril de 2022

3 minutos

No existe pleno reconocimiento de los sindicatos
José María Gómez Claro

Miércoles 27 de abril de 2022

3 minutos

Cartas al director (cintillo)

 

En estas fechas se cumple el 45 aniversario de la legalización del sindicato CCOO, movimiento obrero surgido mucho antes, como necesidad social y política de hacer frente a un régimen dictatorial que había convertido a los trabajadores en mano de obra sumisa y barata sin derechos ni libertades. Se ha escrito mucho y no siempre en positivo sobre el papel de la lucha obrera en el franquismo, pero con una visión objetiva de la historia no cabe duda que CCOO se lleva el protagonismo de muchos compañeros y compañeras que arriesgaron su vida para conquistar la democracia.

Esto nunca se ha reconocido históricamente, pues está claro que quienes  asumieron el triunfo de la llegada de las  libertades fueron los partidos políticos y la monarquía,  desde la derecha centrista del antiguo régimen hasta el socialista que se benefició de la lucha en la clandestinidad de los comunistas. Pero nada que objetar, porque la democracia es lo que digan las urnas aunque a veces se equivoquen.

Lo cierto es que a pesar del artículo 28 de la Constitución sobre libertad sindical, el Estatuto de los Trabajadores, las innumerables huelgas –la del 62 fue un  ejemplo–  todavía al día de hoy no existe un pleno reconocimiento de la labor de los sindicatos en la sociedad. Se cuestiona su presencia en las empresas –sobre todo en las pequeñas– poniéndoles dificultades para elegir delegados/as y no les dejan intervenir en actitudes de acoso o abuso a los trabajadores/as  si no existe denuncia previa.

Todo ello sin olvidar las campañas recurrentes de acusarlos de vivir de subvenciones, cosa totalmente falsa porque si no ingresaran las cotizaciones de sus afiliaciones –el 80% de su presupuesto– no podrían abrir las puertas de sus sedes. Llama la atención que en un país enormemente subvencionado, lo que más preocupa es lo que reciben los sindicatos, sobre todo a la derecha mediática. Puedo decir también que no existe ninguna organización social en este país que tenga el número de adscritos como es el caso de CCOO, cercano al millón “pagando la cuota”. Pero su fortaleza está en las elecciones sindicales, donde obtienen voto a voto la mayoría de representantes. Y que no salgan luego los 'sabelotodo' de turno diciendo que en Europa tienen más afiliación, porque las condiciones no son iguales, ya que tienen 'el favor' de gestionar las pensiones y el desempleo, cosa aquí impensable.

Una vez más, los sindicatos mayoritarios, CCOO y UGT, han demostrado su responsabilidad firmando un buen acuerdo de pensiones que ha evitado la pérdida de poder adquisitivo para los pensionistas. La prueba es que desde sectores reaccionarios ya plantean tumbar dicho acuerdo por considerarlo muy generoso y recuperar el “factor de sostenibilidad” tan negativo para el futuro.

Han pactado una enmienda parcial a la reforma laboral del PP, que acaba con una cuestión grave del mercado de trabajo como era la excesiva temporalidad, que ya tiene resultados aumentando las contrataciones indefinidas. Otra muy necesaria es la recuperación de la negociación colectiva dando protagonismo a los convenios de sector.

Esta es la cruda realidad de la clase trabajadora que necesita afiliarse para ser más fuerte y defenderse de los ataques de un sistema capitalista cada día más depredador.

José María Gómez Claro es Secretario General de Pensionistas CCOO Asturias.


Si eres lector o lectora de 65YMÁS y quieres denunciar cualquier situación de la que hayas sido testigo, dar tu opinión sobre cualquier tema de actualidad o sobre cualquier circunstancia que te afecte, puedes enviarnos una carta a nuestro diario. Es muy sencillo. Sólo tienes que entrar en CARTAS AL DIRECTOR o rellenar este formulario:

Carta director

Sobre el autor:

José María Gómez Claro