Preguntas

Cuántos tipos de ecocardiogramas hay y cómo se usan

Teresa Rey

Foto: Bigstock

Lunes 8 de julio de 2019

2 minutos

Con esta prueba se analiza el corazón en movimiento por medio de ultrasonidos que ofrecen imágenes

Cuántos tipos de ecocardiogramas hay y cómo se usan

Con el ecocardiograma conseguimos una imagen en movimiento del corazón. Se utilizan ultrasonidos y ofrece información relativa al tamaño, forma y fuerza de este órgano, además de ciertas informaciones de interés para diagnosticar patologías relacionadas con él. Los hay de diversos tipos siendo el más utilizado el transtorácico. No obstante, hay otros tipos. Dependiendo de la zona a explorar o el método que emplean se denominan de un modo u otro.

Transtorácico

En este ecocardiograma, que es el más utilizado, el transductor, es decir, el aparato a través del cual se obtienen las imágenes, se coloca sobre el tórax izquierdo del paciente. Así de una forma no invasiva se puede ver el estado del corazón.

Transesofágico

Aquí la finalidad es llegar al esófago para conseguir ver el corazón. Al transductor se le acopla una sonda o tubo y se introduce por la boca. Es una prueba invasiva que se suele emplear como complementaria del ecocardiograma transtorácico, según explican desde la Fundación Española del Corazón (FEC). Con este tipo se obtiene información más precisa sobre las válvulas cardiacas, y facilita la visión de trombos, tumores o alteraciones congénitas.

De esfuerzo

Como su propio nombre indica en este caso lo que se pretende ver es cómo funciona el corazón mientras se le somete a un esfuerzo. Hay personas que no pueden realizarse una prueba de esfuerzo convencional y como alternativa se les practica esta opción o a veces simplemente se hace para mejorar el diagnóstico de esta prueba que mide la capacidad de esfuerzo.

Electrocardiograma

Estrés farmacológico

Para ver el corazón se recurre a un fármaco que se administra con la intención de que este se acelere de modo que se mueva de una forma más intensa y rápida. Realmente es una combinación del ecocardiograma transtorácico y la utilización de un medicamento que provoca la reacción citada.

Este producto es la dobutamina, que genera un aumento de la frecuencia cardiaca y por tanto de las pulsaciones y también un incremento de la fuerza de contracción entre otros aspectos.

Realmente lo que se pretende con esta prueba es ver el modo en que funciona este órgano cuando se le estimula y está trabajando, como sucede cuando nos movemos o hacemos ejercicio. En definitiva, primero se hace un análisis en reposo y luego otro en acción, para después comparar los resultados.

De contraste

Este modo se usa cuando se desea ver con más precisión las estructuras y los vasos sanguíneos del corazón. Para ello, mediante una ecocardiografía normal, se introduce un contraste especial por medio de una vena, lo que facilita una visión más nítida de las estructuras.

0

No hay comentarios ¿Te animas?