Sociedad

Hispano suiza presenta oficialmente Carmen

65ymás

Miércoles 6 de marzo de 2019

4 minutos

El cliente no podrá revender, por contrato, su Hispano Suiza hasta 3 años después de la compra

Hispano suiza presenta oficialmente Carmen
65ymás

Miércoles 6 de marzo de 2019

4 minutos

Hispano suiza ha presentado en el Salón del Automóvil de Ginebra su nuevo modelo Carmen, un vehículo eléctrico controlable desde el móvil gracias a la tecnología española World Wide Mobility.

Carmen, cuyo nombre rinde homenaje a la nieta del fundador de Hispano Suiza, es el primer coche del mercado en utilizar una tecnología que permite el control total del coche desde una aplicación móvil y el primero en no tener una llave física.

EuropaPress 1979580 Hispano Suiza Carmen

La velocidad y la potencia del coche se pueden controlar desde la 'app' en el móvil o el reloj, desde donde también se puede regular a distancia la temperatura, pudiendo climatizar el vehículo minutos antes de llegar a él. Gracias a la aplicación de World Wide Mobility, es posible geolocalizar el vehículo y ver su ubicación en el móvil, además de encender y apagar las luces desde la aplicación y utilizar tecnología de reconocimiento facial para acceder al interior.

"Hemos hecho una gran apuesta con Carmen. La tecnología que hemos desarrollado para el relanzamiento de Hispano Suiza es un hecho sin precedentes. A través del móvil o del reloj vamos a poder controlar absolutamente todo el vehículo", explicó el consejero delegado y fundador de World Wide Mobility, Emilio Mellado Arbelo.

Más de 1.000 caballos de potencia y fabricado a mano

La firma automovilística española Hispano Suiza ha resurgido con su modelo eléctrico Carmen, de más de 1.000 caballos de potencia y fabricado a mano, con el que pretende conquistar el mercado más premium y que contempla que el cliente no podrá vender el coche hasta tres años después de la compra.

El consejero delegado de la marca, Sergio Martínez, ha explicado que la producción del Carmen está limitada a tan solo 19 unidades y que los clientes tendrán que pasar una especie de proceso de selección para adquirir el vehículo, valorado en 1,5 millones de euros.

Además, Martínez ha detallado que, por contrato, el cliente tendrá un compromiso con la marca de tres años y que, por tanto, si un usuario adquiere el coche este año no podrá revenderlo hasta 2021. Una vez completado dicho periodo, el cliente podrá revender el coche, aunque bajo previo aviso a la marca.

Los pedidos triplican la oferta

Según el directivo, la compañía, fundada en 1904 y con sede en Barcelona, ha recibido casi 60 peticiones de compra del Carmen (el triple de unidades que se van a producir), entre las que destacan las cinco españoles. Hispano Suiza tarda entre ocho meses y un año en fabricar el vehículo y el cliente puede incluir determinadas modificaciones, que pueden elevar el precio del coche hasta unos 2,5 millones de euros.

Hispano Suiza comenzó hace dos años y medio con el proyecto del Carmen y no descarta el lanzamiento de futuros modelos. Asimismo, Martínez ha destacado la capacidad de la firma de abrirse a otro tipo de negocios, como posibles colaboraciones con marcas de relojes y ropa.

El Carmen, con 400 kilómetros de autonomía en WLTP y con carrocería monocasco indeformable, está aún en fase de homologación, que completará al final del año, según ha confirmado Martínez.

La marca, con una capacidad de producción de entre cinco y siete unidades al año, también ofrece un servicio de seguimiento telemático. Según ha detallado el consejero delegado de Hispano Suiza, la empresa sabrá en todo momento el estado del vehículo y ofrecerá mantenimiento al cliente esté donde esté.