Al aire libre

¿Cómo y dónde puedo hacer volar mi cometa?

Carlos Zapatero

Miércoles 8 de mayo de 2019

3 minutos

Sigue nuestros consejos y consigue hacer volar tu cometa lo más alto posible

¿Cómo y dónde puedo hacer volar mi cometa?
Carlos Zapatero

Miércoles 8 de mayo de 2019

3 minutos

Sin importar la edad, las cometas son uno de esos juegos que nos divierten en cualquier época del año. Asociadas normalmente como una actividad para los más pequeños, y propia de la Semana Santa en Valencia, las cometas forman parte de las tradiciones de nuestro país. Además, son la excusa perfecta para pasar una tarde en familia, con nuestros nietos o sobrinos más pequeños.

¿Cómo puedo hacer volar una cometa?

Climatología

El factor del clima juega un papel importantísimo en el correcto desarrollo de esta actividad. Es importante que, en el momento de salir a hacer volar la cometa, te fijes en si hace el viento suficiente para que ésta pueda despegar. Una ligera brisa es más que suficiente para que pueda emprender el vuelo. Evita las rachas excesivas de viento, pues pueden ser tan perjudiciales como la falta del mismo.

Zonas abiertas

Acude a una zona abierta para poder alzar el vuelo con tranquilidad. Evita el tráfico, los terrenos con desniveles o cualquier zona en la que puedas encontrarte con diferentes obstáculos. A la hora de volar la cometa, tu posición corporal va a depender de a dónde se dirija el viento, por lo que cuanto más espacio tengas para moverte, te va a resultar más fácil conseguirlo. Una zona de campo, por ejemplo, puede ser un buen lugar para aprender a defenderte con la cometa. La playa o los parques grandes también.

Utiliza una cuerda larga

Sin que la longitud sea excesiva, unos 15 metros pueden ser suficientes para que la cometa pueda tener recorrido para empezar a volar. Menos de esa cifra puede resultar demasiado poco para que se alce a una altura importante, más distancia puede llegar a resultar demasiado para controlarla. 

Pide ayuda si lo necesitas

A la hora de hacerla volar, si vas acompañado te resultará más sencillo. Pide a un amigo o a un familiar que la sujete y se aleje de ti. De esta manera, el vuelo puede ser más natural y controlado que si eres tú el que la sueltas directamente.

Especialmente los primeros días, en los que aún no tienes muy dominada la disciplina, tener ayuda puede resultar vital para conseguir que tu cometa alcance la altura que deseas.

Adáptate al viento

Es importante que utilices el viento como tu aliado. Adáptate a él y tensa y destensa la cuerda según te sientas más cómodo. Cuando ya esté en el cielo, no dejes correr demasiados metros de cuerda, pues puedes perder el control de la misma. 

Volar una cometa puede llegar a ser una actividad muy relajante. En un entorno natural, rodeado de tu familia, es la actividad ideal para pasar un día festivo.