Cartas al director

Más ideas para ayudar a los mayores en su relación con la banca

Paulino González

Viernes 8 de abril de 2022

3 minutos

El Gobierno obligará a que la banca preste “atención personalizada” a los mayores
Paulino González

Viernes 8 de abril de 2022

3 minutos

Cartas al director (cintillo)

 

Después de todo lo acontecido, hablado y escrito sobre la actitud de la banca con los mayores, me permito sugerir lo siguiente:

Que la Comunidad de Madrid y el Ayuntamiento, también las demás  regiones y consistorios de España, instalaran en lugares adecuados en los pueblos y barrios de grandes ciudades, por supuesto de acuerdo con la banca, unas cabinas similares a las que se utilizan como urinarios públicos y adaptarlos como cajeros automáticos, bien ancladas a paredes y suelo. 

A estas cabinas solo se accedería con una tarjeta tipo Visa o 4B y con una clave facilitada por cada banco, que estos entregarían a sus clientes (o con las que el banco les tenga entregadas ya). La cabina debería estar dotada de un dispensador de dinero, hasta una cantidad límite y hasta una hora prudencial –tampoco un mayor va habitualmente al cajero automático a las tantas de la noche– para evitar destrozos y robos.

Se les podría dotar de una pantalla –lean este artículo sobre el cajero automático sacado al mercado por Fujitsu– para en caso de tener que hacer una operación, que en ese momento no sabe el cliente realizar, poder ponerse en contacto con personal cualificado de cada banco, nombrado al efecto, al que se le vería su cara como si fuese presencial la consulta.

En esa pantalla se podría acceder a un tutorial para que cada vez que hiciera una operación se le explicara cómo debería proceder, tanto a nivel operativo como de seguridad, para entrar y salir de la cabina.

La banca no tendría que torcer su proceso de digitalización y el mayor estaría atendido convenientemente. Es más, como todo tiene un costo en esta vida, si el banco te cobra actualmente una cuota anual por tu tarjeta de 30 euros, que te cobrase 40 y listo. Pero recibiríamos una atención adecuada y amable, no como ahora. Y así volveríamos a confiar cada uno en su banco. Incluso podrían los bancos, como han hecho con Bizum, crear una especie de organización nacional de ayuda tecnológica a los mayores solo para atender a sus clientes sénior. 

Me extrañaría mucho que en las próximas elecciones no llevaran los partidos políticos esta sugerencia en sus propuestas.


Si eres lector o lectora de 65YMÁS y quieres denunciar cualquier situación de la que hayas sido testigo, dar tu opinión sobre cualquier tema de actualidad o sobre cualquier circunstancia que te afecte, puedes enviarnos una carta a nuestro diario. Es muy sencillo. Sólo tienes que entrar en CARTAS AL DIRECTOR o rellenar este formulario:

Carta director

Sobre el autor:

Paulino González