Alimentación

Verdades y mentiras sobre el todopoderoso gingseng

Teresa Rey

Foto: Bigstock

Domingo 14 de julio de 2019

2 minutos

La parte que se usa es la raíz y se le atribuyen beneficios para la diabetes o mejorar la memoria

Verdades y mentiras sobre el todopoderoso gingseng

El gingseng es una de esas plantas milagrosas a las que se le atribuyen múltiples beneficios. Diversos estudios corroboran algunos de ellos, sin embargo, desde la ciencia se considera que, para realizar algunas de las afirmaciones que se hacen respecto a sus cualidades, no hay suficiente investigación que las pueda avalar. Hay muchas modalidades, las dos más consumidas son el Panax quinquefolis, que procede de América del Norte, y el Panax ginseng, de China. Aunque también existe otro tipo bastante conocido que es el ginseng siberiano (Eleutherococcus senticosus), del norte de China y Siberia.

Diabetes y resfriado

Precisamente en China sí tiene una larga tradición como hierba medicinal. La parte que se utiliza es la raíz y se le atribuyen beneficios para tratar la diabetes, el trastorno por déficit de atención e hiperactividad (TDAH), para conseguir más energía y fortalecer la memoria, para el sistema inmune, mejorar el rendimiento, estados de fatiga, debilidad, agotamiento físico e intelectual o incluso para prevenir el cáncer o paliar alguno de sus síntomas. Ahora bien, ¿qué hay de cierto en todo esto? ¿Se le pueden atribuir realmente estas cualidades al ginseng?

En cuanto al ginseng americano, sí se considera posiblemente eficaz en pacientes de diabetes tipo II, ya que algunos de sus productos pueden presentar diferentes efectos respecto a esta enfermedad. Lo mismo ocurre en el caso de las infecciones del tracto respiratorio. Ingerir esta sustancia podría ayudar a prevenir ligeramente el resfriado en personas de entre 18 y 65 años e incluso, en determinados casos y siempre que el sistema inmune no esté delimitado, que se produzcan varios resfriados de repetición a lo largo del año.

Raíces de gingseng

Otras supuestas cualidades

Por otra parte, se considera posiblemente ineficaz su influencia en el rendimiento atlético, como se suele indicar en algunas ocasiones, aunque sí podría reducir las lesiones musculares durante el ejercicio.

Para el resto de las aseveraciones no hay suficiente evidencia. Así, por ejemplo, ocurre con el TDAH o el cáncer de mama, para aliviar el cansancio derivado de los tumores y mejorar del rendimiento intelectual o el envejecimiento, entre otros. Esto no quiere decir que no se hayan realizado estudios que demuestren que el gingseng puede tener cierta influencia en estos casos, pero, desde un punto de vista riguroso y científico, estos no son suficientes para hacer tales afirmaciones. De igual modo, si estamos tomando medicación, debemos consultar con nuestro médico ante la posibilidad de interacciones.

0

No hay comentarios ¿Te animas?