Preguntas

¿Qué son los puntos de presión y cómo ayuda la acupresión a los mayores?

Carlos Losada

Foto: Bigstock

Miércoles 1 de enero de 2020

6 minutos

En la acupuntura y la Medicina Tradicional China se utiliza esta técnica para calmar algunos dolores

¿Qué son los puntos de presión y cómo ayuda tratarlos a los mayores?
Carlos Losada

Foto: Bigstock

Miércoles 1 de enero de 2020

6 minutos

Existen zonas en el cuerpo humano en las que notas dolor o alivio cuando presionas sobre ellas. De ahí que sean comúnmente conocidas como puntos de presión.

Cuando hablamos de dolor o alivio estamos englobando sensaciones relacionadas con el malestar y con efectos beneficiosos. Por ejemplo, hay puntos en los que al presionar nos pueden provocar mareos, ardor e incluso algún desmayo. En cambio, hay otros que nos ayudarán a relajarnos, a que disminuya un persistente dolor de cabeza o incluso a aliviar el ardor de estómago.

¿Para el combate?

Los puntos de presión han estado muy presentes en las escuelas de artes marciales japonesas, ya que desde hace siglos los incluyen en sus enseñanzas. A fin de cuentas, estamos hablando de zonas en las que se puede provocar un dolor considerable, dejando incapacitado temporalmente al oponente o provocando de suelte alguna arma en caso de que la lleve. Esto es posible porque generalmente los puntos de presión se encuentran en las vías del sistema nervioso.

Y precisamente es por ello que hay áreas en las que una simple presión proporciona una sensación agradable. Todas ellas se tratan en disciplinas como la Medicina Tradicional China en general y en la acupuntura en particular. Claro está, son estas prácticas a las que nos referiremos a continuación, apuntando cómo ayudan al cuerpo de las personas mayores.

¿En qué se diferencia la Medicina Occidental de la Medicina Tradicional China?

Acupresión

La actividad de presionar estos puntos como parte de un tratamiento de acupuntura se denomina acupresión. Este tipo de masaje utiliza tanto los dedos de la mano de quien lo da, como algunos elementos que ayudan, y trata de estimular los puntos citados para mejorar la salud y que el dolor que se está padeciendo sea menor. De este modo lo detalla el Acupuncture and Massage College: “La acupresión es un tipo específico de masaje que se basa principalmente en el uso de los pulgares, los dedos y las palmas de las manos para aplicar presión en los diversos puntos del cuerpo. Los terapistas pueden usar varios ritmos, presiones y técnicas en la práctica. Al aplicar presión en puntos específicos del cuerpo, los practicantes manipulan el flujo de la energía chi (qi) en el paciente. Los puntos de acupresión son ubicaciones del cuerpo donde el chi puede estar atascado o completamente bloqueado. El masaje de acupresión es una técnica holística natural que atiende los bloqueos que pueden estar causando problemas de salud adicionales”.

¿Qué es la energía chi?

Ante esta explicación, cabe señalar que la energía chi o qì es algo así como el flujo de energía vital. Se trata de un concepto propio de la Medicina Tradicional China y que podría compararse con otros conceptos como el prāṇa hindú. Por lo tanto, cuando ese flujo constante que se da en la naturaleza se interrumpe en el cuerpo humano, se producen trastornos físicos y psicológicos.

En la actualidad la ciencia no respalda este concepto porque básicamente no se puede medir, aunque la Organización Mundial de la Salud en las directrices de capacitación básica y seguridad en la acupuntura apunta que muchos de sus elementos resultan beneficiosos. Es más, propone un mayor apoyo a investigar sobre la acupuntura así como a una aplicación y regulación adecuadas.

¿Qué son los puntos de presión y cómo ayuda tratarlos a los mayores?

¿Cómo nos beneficia manipular los puntos de presión?

El mismo Acupuncture and Massage College se refiere a los principales beneficios de tratar algunos problemas con la acupresión, como es el caso de los siguientes: alivio del estrés, la tensión y la ansiedad, mejora del sueño, relajamiento de músculos y articulaciones, capacidad para calmar el dolor y las molestias que causa hacer ejercicio o alguna lesión, reducción de los problemas digestivos, tener menos jaquecas y el alivio de los dolores crónicos (muy importante para las personas de mayor edad). “La terapia estimula los sistemas circulatorio, linfático y hormonal del cuerpo. También ayuda al funcionamiento del sistema inmune y a la habilidad natural del cuerpo para curarse a sí mismo”, añaden.

Por su parte, la Asociación de Especialistas en Prevención y Salud Laboral apunta que es posible conseguir efectos energizantes presionando con firmeza determinados puntos de acupuntura estimulante con el pulgar o el dedo índice y medio. Para ello, da la siguientes instrucciones:

  • Colocar los dedos en la base del cráneo, a un dedo de ancho hacia un lado de la columna vertebral.
  • Presionar la almohadilla que se encuentra entre la articulación del pulgar y el dedo índice.
  • Presionar en la planta del pie, a un tercio en la dirección de los dedos.
  • Presionar la parte central superior de la cabeza.
  • Y hacer lo mismo con el exterior del hueso de la pierna, 7,60 cm. por debajo de la rótula.

Estos son los cinco puntos que consideran básicos para que la acupresión surta efecto en las personas que acuden a ella con el objetivo de sentirse mejor.