Sociedad

Turistas y residentes británicos, indignados: "Es una barbaridad"

Antonio Castillejo

Martes 28 de julio de 2020

4 minutos

Se unen al enfado del sector turístico por la cuarentena decretada por Reino Unido

Turistas y residentes británicos, indignados: "Esto es una barbaridad"

Ya nadie duda de que el veto turístico a España provocado por la cuarentena decretada por el Reino Unido para los que lleguen procedentes de nuestro país amenaza con provocar el total colapso del sector. Los británicos son el mayor emisor de turistas hacia España de toda Europa, por delante incluso de Alemania y Francia. De hecho, el pasado año recibimos más de 18 millones de turistas británicos que, según los datos del INE se dejaron en nuestro país nada menos que 17.986 millones de euros

 

El mayor operador de las islas, TUI, ha anulado sus rutas a la Península hasta el 9 de agosto y la cuarentena impuesta por Reino Unido obliga a cambiar los planes de los turistas que llegan a España. Ayer, en el Aeropuerto de Adolfo Suárez-Madrid Barajas comenzó ha presenciarse la reacción de las primeras personas que llegaban a España en un vuelo procedente de Londres, y que se enteraron en el último momentos que deberán realizar una cuarentena cuando vuelvan a suelo británico.

Algunos de los pasajeros de los vuelos Londres-Madrid se han mostrado críticos con la medida tomada por el Gobierno de Boris Johnson. "Me parece muy mal porque creo que las medidas de seguridad son mejores aquí que allí", y todos coinciden en que "se han equivocado". Se trata de una medida que afecta directamente al turismo nacional y que condiciona la llegada de turistas ingleses a España, "se van a pensar si venir o no", señala uno de los pasajeros, que tendrá que modificar su vuelta para cumplir con la norma, "tendré que volver dos semanas antes de lo que tenía previsto o incluso tres"

Por su parte, el periodista e hijo del fundador del periódico Euro Weekly News, editado en la Costa del Sol, Benjamin George, que lleva 25 años trabajando en España, no duda en asegurarnos: "Imagínate que alguien en mi país se toma dos semanas de vacaciones para venir a España y a la vuelta tiene que tomarse otras dos para hacer la cuarentena. Esa gente puede perder su puesto de trabajo y claramente no van a venir". Y es que el Reino Unido "no es consciente de la situación real" que vive en este momento el conjunto de España y se entiende que "pueda haber restricciones a determinadas zonas con un alto nivel de contagios, pero no en el conjunto de España".

Turistas afectados por la cuarentena británica. Foto: Europa Press

"Esto lo va a cambiar todo, va a afectar a todo. La Comunidad Valenciana, Almería, Mallorca, Ibiza... en todas partes. En Benidorm, tanto el comercio del sector turístico de los españoles como el que regentan los residentes británicos dudan que puedan resistir esto. No llegan ni a cubrir el 25 % de la que hicieron el año pasado", relata Benjamin George antes de contarnos que viaja "constantemente por España y sin duda a muchísimas empresas las van a fundir. Esto es una barbaridad sin razón de ser. Lo únicoo que se me ocurre es que todo esto tenga una motivación política".

Recordamos a Benjamin George que el Reino Unido ha tenido cerca de 300 muertos en tan solo tres días y que hasta el viernes no ordenó el uso de mascarillas en espacios cerrados y preguntamos al periodista si ¿piensa que Boris Johnson desvía la atención de lo que sucede en su país castigando al nuestro?. "No lo sé, pero hoy en día, con los políticos que hay en el mundo, todo esto es posible. En cualquier caso, Johnson dio una moratoria de diez días para que entrase en vigor la obligatoriedad de la mascarilla, pero anuncia con tan solo seis horas de antelación la cuarentena".

En cualquier caso, el representante del Euro Weekly News tiene claro que "en España hemos pasado una cuarentena y un confinamiento tremendamente controlados y si bien los números actuales no son buenos, son mucho mejores que los de Inglaterra. Nosotros tenemos la sede central en Fuengirola y aquí todo el mundo respeta escrupulosamente las normas de las mascarillas y el distanciamiento.

Intentando salvar al menos los muebles, la ministra de Asuntos ExterioresArancha González Laya, defiende ante las autoridades del país del Brexit “la especificidad” de nuestras islas Canarias y Baleares, “territorios insulares, muy controlados” y con datos epidemiológicos “muy por debajo de los datos epidemiológicos en el Reino Unido. Las discusiones continúan con las autoridades británicas; lo estamos haciendo en concierto con los gobiernos autonómicos de Canarias y Baleares y esperamos que todos estos contactos den sus frutos en breve” señalaba González Laya horas antes de que ayer, el embajador del Reino Unido en España nos sirviera en bandeja otro jarro de agua fría.

La ministra de Asuntos Exteriores y Cooperación, Arancha González Laya. Foto: Europa Press

El embajador, Hugh Elliot, ha asegurado que "hoy por hoy" la cuarentena de 14 días que su Gobierno ha decretado para los viajeros procedentes de España afecta a todo el territorio nacional, de manera que no habrá ni corredores ni excepciones con las Islas Canarias y Baleares. En declaraciones a La Sexta, el diplomático admite que hay conversaciones continuas tanto con los gobiernos regionales como con el central, pero "hoy por hoy" la situación es la de la cuarentena generalizada para todas las personas procedentes de España.

"Otra barbaridad", exclama Benjamin George antes de continuar: "Parece que están negociándolo pero las autoridades británicas dicen que es imposible negociar eso. Vamos a esperar lo que suceda en los próximos días. Hay mucha gente que tiene aquí su segunda vivienda o su negocio y en el Reino Unido también su casa y su negocio. No puede dejarse desamparada a toda esta gente".

Por último hay algo que tampoco le encaja mucho al periodista del Euro Weekly News, originario de la ciudad inglesa de Manchester. Se trata del hecho de que todos aquellos que lleguen a Gran Bretaña desde España deban pasar una cuarentena y sin embargo los jugadores de equipo de fútbol del Real Madrid no vayan a hacerlo para disputar la próxima semana su eliminatoria de vuelta de octavos de final de la Champion League contra el Manchester Citty. "Otra barbaridad. Yo soy de Manchester y se cómo somos. Nos van a  mandar a casa para confinarnos, pero somos ingleses y siempre rompemos las normas, siempre tenemos para cerveza y siempre para ir al fútbol. Somos así. Pero esperemos que nuestro gobierno se de cuenta de que lo que todo lo que está haciendo es una barbaridad y que la gente va a sufrir mucho por ello".

0

No hay comentarios ¿Te animas?