Sociedad

VÍDEO I 'Cariño': una advertencia sobre el trato paternalista e infantilizador hacia los mayores

65ymás

Viernes 20 de diciembre de 2019

3 minutos

Forma parte del proyecto audiovisual 'Ponte en mi lugar' de la Fundación Matía

Vídeo Cariño Fundación Matía
65ymás

Viernes 20 de diciembre de 2019

3 minutos

"El mundo de la vejez, referido en este caso a personas  mayores que necesitan ayuda en su vida cotidiana, necesita afrontar de una vez por todas ese deseado cambio cultural que sitúa en el lugar que le corresponde la dignidad de estas personas, su proyecto de vida, sus deseos y preferencias y su seguridad". Así lo pone de manifiesto la Fundación Matía (@MatiaFundazioa), que, para avanzar en este proceso, reivindica la importancia de trabajar desde la perspectiva del buen trato, de la mejora de nuestro acercamiento cotidiano, profesional y personal a personas que necesitan apoyo para su día a día.

"Esta cultura del buen trato puede y debe inspirar y dirigir acciones individuales de personalización permanente en el marco de un mundo de relaciones colectivas que se generan especialmente en centros residenciales. Sin duda es un proceso complejo, lento, que conlleva reflexión personal y colectiva de carácter ético, que requiere acompañamiento para avanzar en otra forma de acercarnos a personas con una capacidad de comunicación y decisión disminuida, desde el respeto a la singularidad, a la historia personal y a su dignidad", explica la fundación.

Desde Matía conseideran que este cambio cultural hacia un modelo de relación centrado en las personas (mayores, familias, profesionales) requiere un "sólido y decidido compromiso personal, social, ciudadano y público que nos ayude a eliminar estereotipos y tratar a las personas antes de nada como seres únicos y singulares".  Y es que "no se puede tolerar ni un día más la vulneración de los derechos básicos de las personas, cualquiera que sea su edad y su necesidad de apoyos".

El vídeo Cariño continuan la serie iniciada con Lo mejor para ella y Parking, que se enmarca dentro de la iniciativa Ponte en mi lugar, que tiene como objetivo fomentar un trato respetuoso y digno a las personas mayores.

Cariño es una nueva invitación a reflexionar sobre cómo vemos a las personas mayores y en especial a aquellas que requieren algún tipo de apoyo. El vídeo recrea una escena navideña en la que un grupo de mujeres mayores sufren un trato paternalista de la persona que las cuida. Reflejo de una realidad habitual, tanto en centros como en los propios domicilios, que obedece a un constructo social de la vejez plagado de estereotipos y que infantiliza a la persona por el mero hecho de sumar años.

"Si pensamos que las personas que cuidamos son como niños, así las vamos a tratar, proponiéndoles tareas infantiles, hablándoles despacio, con un volumen de voz más elevado de lo necesario, y utilizando diminutivos y expresiones que no vienen al caso. Y así, sin darnos cuenta, y con la mejor intención, iremos aumentando la dependencia. Esto es más evidente, cuanto mayor sea la necesidad de ayuda para la vida cotidiana", señala la fundación, que considera que "acercarse, conocer y reconocer a cada persona mayor con la que nos relacionamos día a día es el mejor antídoto para los estereotipos" y que "sólo así  será posible identificar capacidades, preferencias y generar espacios  y momentos de bienestar".