Practicopedia

Cómo desatascar un fregadero y las tuberías de manera efectiva

N. Abril

Sábado 16 de mayo de 2020

2 minutos

Existen diferentes soluciones dependiendo del nivel de obstrucción y medios al alcance

Cómo desatascar el fregadero y evitar que vuelva pasar

Es una de las zonas de la casa que más uso tiene, y la cual puede pasar desapercibida. Hasta que un olor desagradable o un atasco nos haga reparar en ella. Hablamos del fregadero de la cocina.

Su uso es diario y lo utiliza el total de la familia, por lo que la acumulación de residuos pequeño, como restos de comida, aceite, salsas, detergente solidificado, etc. pueden crear tapones y atascar el agua que intenta fluir. Un problema que a veces se acompaña el ese olor desagradable que hemos mencionado.

Para sacaros de este apuro os traemos algunas formas de conseguir limpiar la tubería, además de unos consejos para evitar que vuelva a ocurrir, o al menos retrasar en el tiempo su aparición.

La primera opción será tener a mano un desatascador de ventosa. Esa coma negra unida a un mando que colocándola sobre el fregadero crea un vacío que saca la suciedad de la tubería. Esta opción es efectiva cuando nos enfrentamos a un atasco pequeño. En caso de ser algo más grave, no nos será de utilidad.

Existen también desatascadores manuales, herramientas que nos permiten deshacer la obstrucción y vaciar la tubería. Si seguimos con las herramientas, existen también los desatascadores de manivela, la herramienta del fontanero. Un alambre largo y retorcido que pasa a través del desagüe. Pero como hemos mencionado, esta herramienta necesita de cierta habilidad propia de los profesionales.

desatascar sumidero

 

Si no tenemos estos productor o utensilios podremos echar mano de desatascadores naturales. Son menos efectivos, pero si los usamos de forma repetida, conseguiremos buenos resultados. Los principales remedios naturales para desatascar un fregadero son el bicarbonato, que tiene un efecto disolvente similar al de la sosa cáustica, y el vinagre, y suelen usarse combinados para potenciar sus efectos. Para usarlos sigue estos pasos:

  • Limpia el fregadero lo mejor que puedas.
  • Llena una taza de bicarbonato y vacíala por la tubería del fregadero
  • Vierte una taza de vinagre por el desagüe. Si el fregadero tiene tapón, úsalo para evitar los vapores que pueda soltar el vinagre.
  • Deja actuar la mezcla durante al menos 5 minutos antes de quitar el tapón.
  • Vierte agua muy caliente, del mismo grifo o en tazas
  • Si la obstrucción persiste repite, el procedimiento.  

Si nade de lo anterior ha funcionado, entonces habrá que utilizar un desatascador químico. Tienen la ventaja de resultar muy efectivos, pero cuentan con un problema: en su gran mayoría resultan corrosivos para las tuberías. Hay muy pocos atascos con los que la sosa cáustica combinada con agua caliente no pueda acabar, pero se trata de un producto muy agresivo que, si se usa a menudo, podría incluso agujerearlas

Por todo ello, el mejor método será la prevención junto a una buena observación de vez en cuando. Aquí unos consejos:

  • Vaciar bien los platos antes de echarlos en el fregadero: Es el principal motivo por el que se producen las obstrucciones.
  • Limpiar el fregadero y los utensilios de limpieza tras fregar: lo que se acumula en el fregadero acaba en el desagüe.
  • No dejar agua estancada en el fregadero: Es la causante de los malos olores
  • Nunca arrojar aceite al fregadero: no solo por lo poco ecológico que es, sino sobre todo porque el aceite, cuando se enfría, se solidifica y atascaría la tubería, por no hablar de que el aceite usado está lleno de impurezas.
  • No abusar de químicos: Como ya hemos mencionado, no siempre es la mejor opción debido al alto poder corrosivo.
0

No hay comentarios ¿Te animas?