Practicopedia

Cómo quitar el mal olor de una lavadora

N. Abril

Sábado 20 de junio de 2020

3 minutos

Remedios caseros, baratos y fáciles

Cómo limpiar de moho las superficies de la casa (bañera, lavadora, alfombrilla del baño...)

Las bacterias. Esas son las culpables de que tu lavadora desprenda mal olor. La humedad y los restos de suciedad que se acumulan en el filtro, en la goma de la puerta o incluso en el cajón de detergente hacen que proliferen las bacterias.

En el mercado existen algunos productos para solucionar este problema, pero también puedes hacerlo tú mismo con productos tan básicos como el vinagre, el bicarbonato y agua. Toma buena nota porque, además, te dejamos algunas sugerencias para que no vuelva a pasar.

Vamos a ir descartando las partes de la lavadora donde puede estar el origen del mal olor:

Revisa el filtro

El filtro está en la zona más baja de la lavadora. Suele estar cubierto por una tapa y para sacarlo hay que desenroscarlo. Debes sacarlo para comprobar si se ha quedado algo atascado (gomas de pelo, monedas, algún calcetín pequeño…) y también para limpiarlo por si ha acumulado algo de suciedad.

Al extraerlo ten la precaución de ir desenroscando poco a poco, pues suele soltar agua acumulada. Lo mejor será que tengas una fregona cerca para ir secando.

Limpia el cajón

Si no limpiamos con frecuencia el cajón del detergente y el suavizante se van acumulando restos de estos productos y también son el origen del mal olor. La solución más eficaz es sacarlos y dejarlos una noche con agua y vinagre blanco. A la mañana siguiente simplemente acláralos, sécalos bien y vuelve a colocarlos en su sitio.

bigstock Girl Loads Detergent Into The  367829077

El tambor

Si crees que el mal olor proviene del tambor de tu lavadora puedes usar un programa de limpieza del tambor que tienen algunos modelos o aprovechar una colada blanca, ya que el programa de lavado suele ser a mayor temperatura —40º o 60º —y el agua caliente elimina las bacterias y por consiguiente también el mal olor.

Otra opción es utilizar un ciclo corto de agua, añadir un vaso de vinagre blanco y cuando termine apagar la lavadora y deja la puerta abierta el resto del día.

Si con eso el mal olor persiste, prueba a colocar un envase de lavado con bicarbonato en el tambor es de gran ayuda para una limpieza totalmente eficaz.

bigstock Open Glass Door Of A Gray Stee 360587968

La goma de la lavadora

Es el sitio preferido de la suciedad y puede ser la causante del mal olor. Para limpiarla prueba a mezclar 50 ml de vinagre blanco, 250 ml de agua y una cucharada de bicarbonato, humedece una bayeta y pásala por toda la goma.

También puede ocurrir que la goma tenga moho que crece en las juntas o pliegues. Para eliminar el moho basta con utilizar los siguientes ingredientes: 3 litros de agua; 60 ml. de zumo de limón y 250ml. de agua oxigenada.

Mezcla bien los ingredientes y viértelos en un spray atomizador. Reserva el sobrante. Rocía la mezcla y deja que el producto actúe sobre el moho para que lo desincruste. Luego, frota con un trapo limpio o esponja toda la goma y retira los restos de moho. Seca bien con un paño limpio. Una vez limpios, programa un ciclo de lavado largo y con temperatura y vierte el sobrante de la mezcla en el compartimiento del detergente. Cuando acabe el programa, seca la goma y deja que el tambor se airee.

Y ahora que ya está bien libre de bacterias no permitas que vuelvan a aparecer. Toma nota de estas recomendaciones y evita que vuelva el mal olor:

  • No cierres la lavadora después de cada lavado. Si no dejas que la lavadora se airee, conseguirás que se acumule la humedad y, como consecuencia, aparezca el mal olor.
  • Utiliza bolsas de mallas para las prendas pequeñas para evitar que puedan quedarse por descuido en la goma de la puerta o en el filtro.
  • Saca la ropa de la lavadora nada más terminar el programa para evitar el olor a humedad de la ropa.
  • Lava el cajón del detergente para eliminar los restos de productos y no uses más del que necesitas, favorece que se forme moho.
  • Utiliza una bayeta absorbente para la goma de la puerta una vez que haya finalizado el programa de lavado para eliminar el exceso de agua.

Una lavadora limpia no sólo no tendrá mal olor, sino que, además, te ayudará a que el lavado de tu ropa sea el adecuado, ahorrarás agua y detergente. Limpia tu lavadora por lo menos una vez al mes. ¡Y disfruta del olor a limpio!

0

No hay comentarios ¿Te animas?